Mueren 28 personas y 90 resultan heridas tras un atentado suicida de una miliciana de los Tigres Tamiles

COLOMBO, 9 (Reuters/EP) Al menos 28 personas murieron y 90 resultaron heridas hoy como consecuencia de un atentado suicida perpetrado por una miliciana de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) en un puesto de control militar para desplazados de las zonas de guerra en Sri Lanka, según informó el Ejército. El atentado se produjo cerca de Vishvamadu, una localidad del norte del país recientemente capturada por el Ejército en la vasta operación militar puesta en marcha para poner fin a la insurgencia armada que desde hace 25 años mantienen los Tigres Tamiles. Según el Ejército, la autora del atentado se encontraba oculta entre un grupo de civiles que estaban siendo chequeados por los soldados. "Dos oficiales y otros 18 militares murieron, dos oficiales y otros 48 miembros del Ejército resultaron heridos", declaró el portavoz del Ejército, el general de brigada Udaya Nanayakkara. Asimismo, "ocho civiles murieron y 40 resultaron heridos, la mayoría mujeres y niños", añadió. El número de civiles desplazados por el conflicto ha aumentado esta semana. Desde el pasado jueves han huido al menos 17.300 personas, lo que eleva a 21.627 el balance de lo que va de año, según datos militares. "Estamos intentando salvar a la población tamil, pero los LTTE no nos permiten hacerlo y han cometido un atentado suicida con bomba entre los civiles", declaró a Reuters el ministro de Información, Anura Priyadarshana Yapa. El Gobierno, las agencias humanitarias y los grupos de Derechos Humanos han acusado a los Tigres Tamiles de retener a la fuerza a los civiles en las zonas de guerra para usarlos como escudos humanos, para reclutarlos o para obligarlos a trabajar. Los rebeldes lo han negado, han asegurado que los tamiles no quieren abandonar su tierra y que el Ejército ataca deliberadamente a civiles. El Ejército también ha negado estas acusaciones.