O.Próximo.- El padre del soldado israelí Shalit se muestra cada vez menos optimista respecto a la liberación de su hijo

JERUSALÉN, 17 (EUROPA PRESS) Noam Shalit, el padre del soldado israelí Gilad Shalit secuestrado por milicianos próximos a Hamás en 2006, alertó ayer en el marco de las conversaciones para el acuerdo de paz entre israelíes y palestinos de que no se está haciendo suficiente hincapié en la relevancia que tiene incluir la liberación de su hijo en las exigencias para pactar una tregua de largo plazo. "Todavía no hay acuerdo, y parece que la discusión gira en torno a la autorización de un esquema general", declaró Noam Shalit, quien sigue muy de cerca el proceso de liberación de su hijo, de 22 años de edad, según informaciones de la edición digital del diario israelí 'Haaretz'. No obstante, el portavoz de la familia Shalit, Shimshon Leibman, no se mostró tan pesimista y consideró que "por primera vez estamos frente a una buena oportunidad para conseguir la liberación de Shalit". "En este momento, ambas partes están presionando para conseguir sus objetivos, consecuencia de la guerra y también del apoyo público (para la liberación de Shalit), además del hecho de que este Gobierno ya está acabando su mandato y de que el primer ministro advierte la necesidad de poner punto y final a este asunto", agregó en el marco de las negociaciones para el alto el fuego que tienen lugar entre ambas partes. En ese sentido, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, comunicó al presidente egipcio, Hosni Mubarak, que la liberación del Shalit es la máxima prioridad para su país y reiteró que Tel Aviv no alcanzará ningún acuerdo con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) hasta que el soldado hebreo sea puesto en libertad A cambio de la liberación de Shalit, que fue secuestrado en junio de 2006 en Kerem Shalom, junto a la frontera con la Franja de Gaza, Hamás reclama la excarcelación de cientos de prisioneros palestinos.