Obama llega a Bagdad para hacer una visita sorpresa a las tropas estadounidenses

Obama llega a Bagdad para hacer una visita sorpresa a las tropas estadounidenses

Obama llega a Bagdad para hacer una visita sorpresa a las tropas estadounidenses

BAGDAD, 7 (Reuters/EP)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a Bagdad para hacer una visita sorpresa a las tropas y los altos mandos del Ejército estadounidense desplegados en Irak, donde dirá a los dirigentes iraquíes --por teléfono, porque las condiciones meteorológicas no le permitirán reunirse con ellos-- que la solución a los problemas del país tiene que ser de carácter político, según informó la Casa Blanca.

Un portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que Obama se entrevistará con el comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, general Ray Odierno, visitará a los soldados en el edificio militar de Camp Victory y conversará con el primer ministro y el presidente iraquíes, Nuri al Maliki y Jalal Talabani, respectivamente.

Sin embargo, Gibbs dijo que Obama no podrá ver en persona a los dirigentes iraquíes porque no puede trasladarse en helicóptero debido a la escasa visibilidad que hay. Sin embargo, les transmitirá el mensaje de que "durante los próximos meses, la solución a los desafíos de Irak es una solución política". "Por eso el presidente está ansioso por hablar con el primer ministro Al Maliki y el presidente Talabani", dijo.

Preguntado sobre el motivo de la visita sorpresa, el portavoz contestó que "hay varias razones importantes; entre todas ellas, no menos importante es ver y pasar un tiempo con los hombres y mujeres que están sirviendo honorablemente a nuestro país".

El presidente estadounidense ha volado en secreto a Bagdad desde Estambul al final de su primera gran gira internacional para realizar la que es su primera visita a Irak desde que ganó las elecciones, en noviembre del año pasado. Obama se ha comprometido a retirar de Irak a los soldados estadounidenses.

En un discurso pronunciado ayer en el Parlamento turco, Obama afirmó que Estados Unidos retirará a sus brigadas de combate a finales del próximo agosto "al tiempo que trabaja con el Gobierno iraquí mientras éste asume la responsabilidad de la seguridad".

El plan de Obama consiste en realizar la retirada de manera paulatina de forma que en 2010 en Irak queden sólo entre 35.000 y 50.000 soldados de los 140.000 que hay ahora. Además, su misión se redefinirá para que se dediquen principalmente a entrenar al Ejército iraquí, aunque a finales de 2011 deberán haber abandonado el país.