Obama tiende una mano a Irán y dice que todavía no tiene un calendario para la retirada de Irak

Advierte a Bin Laden y Al Qaeda que no permitirá santuarios terroristas en la frontera entre Pakistán y Afganistán NUEVA YORK, 10 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tendió esta noche (madrugada en España) una mano a Irán para que se establezca una relación de mutuo respeto entre Washington y Teherán que permita sentar las condiciones para un encuentro cara a cara en los próximos meses, y reconoció que todavía no tiene un calendario concreto sobre la retirada de las tropas de Irak. Así lo aseguró en su primera rueda de prensa en horario de máxima audiencia desde que tomó posesión de su cargo el pasado 20 de enero, celebrada en la Sala Este de la Casa Blanca y en la que a pesar de que estuvo dominada por los temas económicos tuvo tiempo para responder a algunas preguntas sobre la política exterior de la nueva administración. "Ya dije durante la campaña que Irán es un país que tiene gente extraordinaria pero que durante muchos años su actuación ha ayudado poco a estabilizar la región y lograr la paz, con su financiación a grupos terroristas, su lenguaje belicoso y sus planes sobre el programa nuclear, que no son sólo contrarios a nuestros intereses sino a los de la comunidad internacional", advirtió Obama. Subrayó que su intención es acercarse a la cuestión iraní desde la diplomacia y con una nueva dirección, y que para ello su equipo de asesores ya está trabajando para que en los "próximos meses" se pueda producir un primer encuentro "cara a cara" entre ambos países. "En los últimos años ha habido mucha desconfianza y las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana", reconoció. Por eso, subrayó el presidente estadounidense, es el momento de que el régimen de Teherán "envíe una señal contundente" a la comunidad internacional de que está dispuesto a hacer las cosas "de otra manera". TODAVIA NO HAY CALENDARIOS En este punto, dijo que confía en poder cooperar con Rusia para "liderar" a la comunidad en la lucha contra la proliferación de armas nucleares, para lograr una reducción de los arsenales de ambos países, algo de lo que ha hablado en las conversaciones que ha mantenido hasta el momento con el presidente ruso, Dmitri Medvedev. Preguntado por la retirada de Irak, una de sus principales promesas de campaña antes de llegar a la Casa Blanca, el nuevo presidente reconoció que todavía no maneja un calendario definitivo porque en estos momento sigue recibiendo información tanto del Pentágono como del Departamento de Defensa sobre la situación en ese país. Obama, que recordó a los familiares de los últimos cuatro militares estadounidenses fallecidos este lunes en un atentado en Mosul, indicó que en estos momentos está en el proceso de revisar la política en ese país y que no quería dar una respuesta con un calendario concreto hasta tener en su poder toda la información. Por otro lado, advirtió a Usama Bin Laden y a la red Al Qaeda que no permitirá que sigan funcionando santuarios terroristas en la frontera entre Pakistán y Afganistán y que trabajará en ello para que la misión que lidera Estados Unidos en ese país sea exitosa, para lo cual reconoció que hará falta una coordinación más efectiva "tanto en lo militar como en lo político". "En Pakistán hay santuarios donde están actuando los terroristas y no es aceptable para nosotros que sigan actuando con impunidad matando a gente inocente. Creo que el nuevo gobierno de Pakistán está preocupado por eso y quiere tomar control de ese problema", añadió Obama, quien expresó su deseo de trabajar con Islamabad para que siga siendo un "aliado" en la lucha contra el terrorismo.