Rajapaksa se felicita por la victoria y llama a la integración nacional

  • Nueva Delhi, 19 may (EFE).- El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, se felicitó hoy por haber destruido "completamente" a la guerrilla tamil (LTTE) y abogó por la integración de la minoría tamil en Sri Lanka una vez terminada la guerra.

Nueva Delhi, 19 may (EFE).- El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, se felicitó hoy por haber destruido "completamente" a la guerrilla tamil (LTTE) y abogó por la integración de la minoría tamil en Sri Lanka una vez terminada la guerra.

"Nuestro objetivo era proteger a los tamiles de las garras del LTTE. Para proteger a los civiles tamiles inocentes nuestros soldados sacrificaron sus vidas", dijo Rajapaksa en el Parlamento entre aplausos de los diputados.

"La victoria que hemos alcanzado derrotando al LTTE es la victoria de nuestro país, nuestra patria. Proteger a la población tamil es mi responsabilidad y mi deber", añadió.

El presidente ceilanés inició su discurso en tamil y obvió cualquier referencia al líder supremo de los Tigres tamiles, Vellupillai Prabhakaran, pese a que la guerrilla desmintió hoy la noticia de su muerte, publicitada por varias fuentes oficiales.

Todos "deberían vivir sin miedo. Deberían vivir con los mismos derechos. Esa es también mi expectativa. Estar unidos y construir este país independiente. Hoy hemos liberado al país de las garras del LTTE", aseguró.

Rajapaksa recordó que la guerrilla es la autora de magnicidios como el del ex primer ministro indio, Rajiv Gandhi y el ex presidente ceilanés Ranasinghe Premadasa, y la calificó como una "las mayores organizaciones terroristas" en el mundo.

"Tenían su propia administración, estaciones de policía y tribunales. Usaban tanto dinero que todavía hay que contarlo... Nuestras tropas lograron derrotarlos (...) Hemos fijado un ejemplo para todo el mundo", dijo Rajapaksa.

El Ejército ceilanés logró aniquilar este lunes la última bolsa de resistencia guerrillera en el transcurso de un intento desesperado de los rebeldes para romper el cerco en el que se encontraban, y que dejó 352 muertos entre los Tigres tamiles.

La ofensiva del Ejército en los últimos meses ha causado unos 265.000 desplazados que el Gobierno ha confinado en campamentos de los que, según denuncian las organizaciones de ayuda, no tienen permiso para salir.

Rajapaksa pidió hoy ayuda internacional para reconstruir el norte del país, el antiguo feudo guerrillero donde se concentra la población tamil del país, y pidió a la diáspora de esa etnia que cese en su ayuda del LTTE.

El LTTE inició un levantamiento armado contra Sri Lanka en el año 1983 en reivindicación de un estado independiente en el norte y el este de la isla, controlada por la mayoría cingalesa. Desde entonces han muerto más de 70.000 personas víctimas de la violencia.