Un informe de Reporteros sin Fronteras denuncia la falta de libertad de prensa en el conflicto de Gaza

  • París, 16 feb (EFE).- La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió hoy al Gobierno israelí, a Naciones Unidas y a las Organizaciones No Gubernamentales que se investigue el desarrollo informativo en el conflicto de Gaza y denunció ataques israelíes a la prensa durante las hostilidades.

París, 16 feb (EFE).- La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió hoy al Gobierno israelí, a Naciones Unidas y a las Organizaciones No Gubernamentales que se investigue el desarrollo informativo en el conflicto de Gaza y denunció ataques israelíes a la prensa durante las hostilidades.

"El cierre de la franja de Gaza a la prensa (...) constituye una violación grave e inaceptable de la libertad de prensa", señala RSF en un informe titulado "Israel/Gaza. Operación 'Plomo Fundido': el control de la información es un objetivo militar", elaborado a partir de una visita de RSF a la zona de conflicto a finales de enero.

La organización "anima" a las Naciones Unidas a adoptar una resolución en la que se solicite a Israel "no emplear, en el futuro, semejantes métodos coercitivos de control de la información".

Los periodistas extranjeros tuvieron prohibido el acceso a la franja desde el inicio del conflicto, el pasado 27 de diciembre, hasta el día 7 de enero, cuando un grupo de 16 periodistas pudieron entrar a Gaza junto al ejército israelí, pero "sin ninguna libertad de movimiento", señala el informe.

"El control de la información en período de hostilidades, asumido plenamente por el ejército israelí, es escandaloso y debe ser condenado por la comunidad internacional", agrega.

La organización por la libertad de prensa carga también contra Hamas, a quien acusa de no dejar hacer su trabajo a los periodistas.

"No es verdad que la prensa instalada en Gaza sea libre para criticar la política de Hamas", asegura RSF, que pide a los dirigentes del movimiento islamista que dejen de "amenazar y detener a los periodistas que les critican".

El informe recuerda que durante el conflicto murieron dos periodistas palestinos y subraya las "condiciones de trabajo extremadamente difíciles" que sufrieron quienes se convirtieron en los únicos testigos de lo que ocurría en Gaza, "entre los disparos de Israel y las amenazas de Hamas".

Como dificultades vividas por los medios palestinos, RSF cita, además de los periodistas que resultaron muertos o heridos, "desplazamientos peligrosos, material profesional destruido, vehículos de prensa dañados (...) y cortes de electricidad y de redes telefónicas".

El informe critica la presentación "patriótica" del conflicto, tanto por medios israelíes como por medios árabes.