Una enorme protesta conmemora la caída de Bagdad, 6 años después

BAGDAD (Reuters) - Decenas de miles de seguidores del clérigo chií Moqtada al Sáder se concentraron en Bagdad el jueves para conmemorar el sexto aniversario de la caída de la ciudad en manos de EEUU para solicitar que sus soldados se marchen inmediatamente.

"Abajo, abajo EEUU", coreaban los manifestantes mientras Ali al Marwani, del partido de Al Sáder, denunció la ocupación estadounidense de Irak que comenzó con la caída de Bagdad el 9 de abril de 2003, y el derribo de la estatua de Sadam Husein en la plaza Firdos.

La multitud marchó desde Ciudad Sáder en el noreste de Bagdad hasta la plaza, situada a unos cinco kilómetros.

Los manifestantes quemaron una imagen del ex presidente estadounidense George W. Bush, que ordenó la invasión, y también la cara de Sadam.

Los chiíes fueron brutalmente perseguidos bajo el mandato de Sadam, que fue ejecutado en 2006.

"Dios, únenos, devuélvenos nuestras riquezas, libera a los prisioneros de las prisiones, devuelve la soberanía a nuestro país (...) haz nuestro país libre del ocupador, y evita que el ocupador robe nuestro petróleo", dijo Sáder en un mensaje leído por su colaborador Asaad al Nasiri.

"Dios, conviértenos en los libertadores de nuestra tierra", dijo el mensaje, provocando gritos de apoyo de la multitud, muchos de los cuales ondeaban banderas iraquíes, mientras otros iban ataviados con trajes del equipo nacional en una muestra de sentimiento nacionalista.

Apoderándose del mensaje nacionalista, Nasiri instó a los participantes a darse la mano entre ellos y a los soldados y policías iraquíes que supervisaban la marcha. Se produjeron largas colas para besar a policías y soldados y darles la mano.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que voló a Bagdad en una visita sorpresa el martes, ha ordenado que las tropas de combate norteamericanas salgan de Irak a finales de agosto de 2010, dejando una fuerza residual de 50.000 entrenadores, consejeros y personal de logística.