Una ola de atentados siembra el pánico en Bagdad y causa 32 muertos

  • Bagdad, 6 abr (EFE).- Una cadena de explosiones, aparentemente coordinadas, sembró hoy el pánico en Bagdad y sus alrededores, con un saldo de 32 muertos y más de un centenar de heridos, según fuentes oficiales.

Bagdad, 6 abr (EFE).- Una cadena de explosiones, aparentemente coordinadas, sembró hoy el pánico en Bagdad y sus alrededores, con un saldo de 32 muertos y más de un centenar de heridos, según fuentes oficiales.

En total hubo seis coches-bomba que estallaron en barrios suníes y chiíes de Bagdad y sus afueras. Casi todos ellos se produjeron en un período de dos horas, a partir de las 07.30 hora local (04.30 GMT).

Las autoridades iraquíes no han informado de quién puede estar detrás de estos atentados. Tampoco han confirmado las sospechas de que puede tratarse de una acción coordinada que no se veía en este país desde hace muchos meses.

Las fuentes policiales dijeron a Efe que uno de los atentados más graves se registró en un mercado de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, donde hubo 10 muertos y 65 heridos.

Otros dos coches-bomba estallaron en el mercado popular de Om el Maalef, en el suroeste de Bagdad. Allí perecieron 12 personas y otras 25 resultaron heridas, según las fuentes.

En el barrio de Hosainyia, al noreste de Bagdad, hubo otros 4 muertos y 20 heridos, y en Alewei, en el centro de Bagdad, otra explosión mató a 4 personas y causó heridas a otras 15.

Finalmente, otro coche-bomba hizo explosión al paso de un convoy en el que viajaba un funcionario del Ministerio del Interior, y en ese atentado perecieron 2 personas y otras 4 resultaron heridas.

Los ataques se producen después de varios días de relativa tranquilidad en este país, que vive años inmerso en un conflicto armado que se arrastra desde la invasión militar que encabezó EEUU en el 2003 para derrocar el régimen del dictador Sadam Husein.

Los mayores niveles de violencia se registraron en el 2006, según un informe de la misión de la ONU en Irak, pero comenzaron a disminuir a finales del verano de 2007, entre otras razones por la vinculación de comunidades locales a las labores de defensa.

Precisamente este último papel de la población civil está ahora en crisis por graves diferencias surgidas entre las milicias suníes de los Consejos de Salvación y el Gobierno de Nuri al Maliki, de mayoría chií, que ha recibido de EEUU el control de esos grupos.

Las diferencias, que han llegado a incluir combates entre soldados y milicianos, se agudizaron a raíz de la detención del jefe de un comando local de los Consejos de Salvación, el 28 de marzo pasado, en Bagdad, lo que desató enfrentamientos armados en la capital en los que hubo tres muertos y varios heridos.

La ola de atentados registrada hoy coincide con los planes de EEUU de retirar progresivamente a sus soldados de las ciudades de Irak.

Todas las tropas estadounidense tienen que estar fuera del país a fines de agosto del 2010, según el compromiso asumido por el presidente Barack Obama.

La reducción en los niveles de violencia, que quedó trastocada hoy por los atentados en cadena, ha afectado también a las tropas norteamericanas.

El mando militar de EEUU informó hoy de la muerte de un soldado de esa nacionalidad ayer, en la provincia de Diyala, en la primera baja mortal estadounidense en combate desde el pasado 16 de marzo.