Unicef envía ayuda humanitaria para los desplazados en el norte de Sri Lanka

  • Nueva Delhi, 27 abr (EFE).- Un cargamento de 50 toneladas de ayuda humanitaria del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) llegó hoy a Sri Lanka para asistir a los civiles desplazados por los combates entre el Ejército y la guerrilla tamil en el norte del país.

Nueva Delhi, 27 abr (EFE).- Un cargamento de 50 toneladas de ayuda humanitaria del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) llegó hoy a Sri Lanka para asistir a los civiles desplazados por los combates entre el Ejército y la guerrilla tamil en el norte del país.

"Sri Lanka se está enfrentando a una crisis humanitaria que requiere respuesta rápida", dijo el representante de UNICEF en el país insular, Philippe Duamelle, según un comunicado de la organización.

Duamelle cifró en 250.000 el número de personas que necesitan ayuda "rápidamente" en el país.

El paquete de ayuda, que aterrizó hoy en Colombo, será "inmediatamente" enviado a los campos de desplazados bajo control de las tropas gubernamentales.

La ayuda incluye alimentos, unidades de tratamiento de agua, suero y provisiones médicas, que se suma a los suministros enviados por el organismo en las últimas semanas.

La semana pasada, las tropas lanzaron una ofensiva contra el último reducto bajo control de la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) que rompió la línea defensiva de los rebeldes y se saldó con la huida de más de 111.000 civiles.

El Gobierno ceilanés calcula que todavía permanecen entre 15.000 y 20.000 personas en las zonas bajo control del LTTE, dato que la ONU eleva a 50.000.

Los civiles que han abandonado la zona de las hostilidades son alojados por el Gobierno en campamentos de acogida en el norte del país, donde son sometidos a controles de identificación para evitar la infiltración de guerrilleros.

"Las personas que escapan del conflicto llegan a campamentos a menudo masificados, agotados, hambrientos y en muchos casos heridos o enfermos y malnutridos", se agregó en la nota.

UNICEF calificó la situación que se vive en el norte del país de "catástrofe" para los niños y cifró en decenas de miles la cifra de civiles atrapados en la zona de los combates.

En los últimos días ha aumentado la preocupación internacional por el futuro de los civiles y la ONU ha enviado a la isla a su máximo responsable de Asuntos Humanitarios, John Holmes, quien ayer abogó por una pausa humanitaria en los combates.

El LTTE declaró ayer un alto el fuego unilateral para aliviar la situación de los civiles al que el Gobierno de Sri Lanka respondió hoy con el anuncio de que las operaciones se limitarán a labores de rescate.

"Nuestras fuerzas de seguridad limitarán sus intentos a rescatar a los civiles rehenes y darán prioridad a la salvación de los civiles", aseguró el Gobierno ceilanés en un comunicado divulgado por el Ministerio de Defensa.

El LTTE lucha desde hace más de 25 años por obtener un estado independiente en el norte y el este de Sri Lanka, donde la minoría tamil tiene mayor presencia.