A juicio el padre y un hermano de la ex canciller colombiana María Consuelo Araújo

  • Bogotá, 17 abr (EFE).- El padre y un hermano de la ex canciller colombiana María Consuelo Araújo fueron llamados a juicio en relación con un caso de secuestro de un político por paramilitares en el año 2002, reveló hoy el fiscal general Mario Iguarán.

Bogotá, 17 abr (EFE).- El padre y un hermano de la ex canciller colombiana María Consuelo Araújo fueron llamados a juicio en relación con un caso de secuestro de un político por paramilitares en el año 2002, reveló hoy el fiscal general Mario Iguarán.

Los afectados son el ex ministro de Agricultura Álvaro Araújo Noguera y su hijo, el ex senador Álvaro Araújo Castro, a los que se acusa de secuestro y concierto para delinquir.

Ambos, señaló el fiscal Iguarán, deben responder en un juicio por el secuestro del político Víctor Ochoa Daza, ex candidato a la Gobernación del departamento del César (norte).

El ex candidato Ochoa Daza fue secuestrado el 13 de enero de 2002 por presuntos miembros del llamado Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que comandaba Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40", extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008.

Un fiscal de la Unidad Antisecuestro firmó la resolución de acusación por los cargos imputados a los Araújo, delitos que fueron cometidos poco antes de las elecciones de 2002.

Se cree que Ochoa Daza pudo ser secuestrado para forzar la victoria de Álvaro Araújo Castro en la Gobernación del Cesar en esos comicios.

Araújo Noguera, quien fue ministro en el Gobierno del presidente Alfonso López Michelsen (1974-1978), "gestionó" la liberación de Ochoa Daza, al parecer para garantizar la victoria de su hijo, según la investigación de la Fiscalía.

Los dos Araújo están detenidos. El padre fue aprehendido en Venezuela y deportado a Colombia en septiembre de 2008, tras permanecer en la clandestinidad casi dos años.

Araújo Castro, por su parte, está detenido desde 2006 dentro del proceso conocido en Colombia como la "parapolítica", por presuntos miembros de congresistas y funcionarios con jefes paramilitares, tiene pendiente su juicio en esa causa.

María Consuelo Araújo fue ministra de Cultura en los primeros años de Gobierno de Uribe y luego, por algunos meses, de Relaciones Exteriores, hasta febrero de 2007, cuando se vio forzada a dimitir por el escándalo derivado por las órdenes de captura emitidas contra su padre y su hermano.