Al menos 45 rebeldes de los Tigres Tamiles muertos en los últimos enfrentamientos con el Ejército

COLOMBO, 3 (Reuters/EP)

Al menos 45 rebeldes de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) fallecieron en las últimas horas en un cruento combate con las tropas ceilandesas en el bastión que esta guerrilla mantiene en el noreste de Sri Lanka, según informó el Ejército.

Esta batalla, enmarcada dentro de la ofensiva con la que el Gobierno pretende poner fin a más de casi tres décadas de guerra civil, tuvo lugar en los aproximadamente 21 kilómetros cuadrados que todavía controlan los rebeldes, donde decenas de miles de civiles se encuentran atrapados.

"Las tropas han recuperado 45 cuerpos de terroristas del LTTE que murieron en los enfrentamientos de hoy", explicó el portavoz del Ejército, Udaya Nanayakkara, quien añadió que las tropas también se han incautado de numerosas armas y munición. Ayer, las tropas recuperaron otros 31 cadáveres y 50 armas.

Por otro lado, Nanayakkara indicó que, según informaciones de los servicios de Inteligencia, los líderes de la Brigada Charles Anthony del LTTE, llamada así después por el hijo y supuesto heredero del dirigente rebelde Velupillai Prabhakaran, murieron en dos combates registrados el 31 de marzo y el 1 de abril.

Sin embargo, en los últimos años de guerra civil en Sri Lanka no hay información independiente sobre el curso del conflicto o sobre el balance de víctimas debido a la falta de acceso a la zona de guerra para los periodistas y organizaciones humanitarias. Hasta el momento, los Tigres Tamiles no han hecho ninguna mención sobre los últimos datos facilitados por el Ejército.

Tanto Naciones Unidas como Estados Unidos y Reino Unido han reclamado a las dos partes que fijen una "tregua humanitaria" para que los civiles atrapados puedan salir de la zona de guerra. El LTTE --presente en las listas de terrorismo de Estados Unidos, UE, India y Canadá-- ha acusado a la comunidad internacional de no hacer lo suficiente para lograr un alto el fuego.

El presidente ceilandés, Mahinda Rajapaksa, rechazó de nuevo el pasado martes la petición asegurando que los Tigres Tamiles utilizarían este tiempo para rearmarse y confirmó que la guerra continuará hasta que la guerrilla se rinda o sea eliminada.

El Gobierno británico advirtió hoy de que los 150.000 civiles en el noreste de Sri Lanka se enfrentan a una grave crisis humanitaria si las partes en conflicto no logran pronto una tregua para que puedan escapar.

"Hay informes creíbles que dicen que cientos de civiles están muriendo y resultan heridos cada día, incluida en la zona libre de combates. La ayuda humanitaria que llega a la zona de guerra lo hace en condiciones deplorables y mientras los combates continúen en una zona cada vez más y más pequeña, más civiles perderán sus vidas irremediablemente", alertó el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Mike Foster.

Este departamento del Gobierno británico estima que los civiles sólo disponen de un tercio de la ayuda humanitaria que necesitan y sufren de hambre, sed, enfermedades y bombardeos.