Canciller colombiano dice que la Cumbre fue un "escenario de diálogo importante"

  • Bogotá, 20 abr (EFE).- La Cumbre de las Américas de Puerto España fue para Colombia un "escenario de diálogo importante" con los demás países de la región, incluido Estados Unidos, dijo hoy en Bogotá el ministro colombiano de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.

Canciller colombiano dice que la Cumbre fue un "escenario de diálogo importante"

Canciller colombiano dice que la Cumbre fue un "escenario de diálogo importante"

Bogotá, 20 abr (EFE).- La Cumbre de las Américas de Puerto España fue para Colombia un "escenario de diálogo importante" con los demás países de la región, incluido Estados Unidos, dijo hoy en Bogotá el ministro colombiano de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.

El canciller indicó en declaraciones a Caracol Radio que Cumbres como la quinta continental celebrada en Trinidad y Tobago hacen posible "hablar con todo el mundo, y ahí se concretan cosas".

A Colombia le fue "bien" en Puerto España, consideró Bermúdez, que viajó a la isla caribeña junto al presidente Álvaro Uribe y el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Guillermo Plata.

"Las Cumbres, como las fiestas de matrimonio, son la primera fiesta; lo importante es qué sigue en el día a día", apuntó el titular de Exteriores.

Bermúdez dijo que, además del escenario de diálogo, Colombia encontró en esta Cumbre de las Américas un espacio de encuentro con el presidente estadounidense, Barack Obama.

"Los Presidentes (Uribe y Obama) se reunieron en varias ocasiones y, además, como se venía trabajando, se logró que pudieran estar en el almuerzo (del sábado) juntos y hablar de los temas de la agenda binacional, y ahí vemos que hay en el Gobierno de Estados Unidos voluntad de trabajar", destacó el canciller colombiano.

Durante la cumbre, el presidente Obama pidió a su representante de Comercio Exterior, Ron Kirk, que colabore con las autoridades colombianas para resolver los asuntos pendientes en torno al Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado en 2006 entre los dos países, que no ha sido ratificado por el Congreso estadounidense.

Obama, explicó el portavoz Robert Gibbs, ha pedido al representante que intente resolver con las autoridades colombianas "las preocupaciones que nos restan, que le restan al presidente, sobre la violencia contra los líderes sindicales en Colombia".

Esa violencia, que dejó 42 muertos en 2008, es uno de los obstáculos para la ratificación del TLC por los congresistas estadounidenses.