Colombia.- Un gobernador colombiano informa de que otros diez indígenas podrían haber muerto en el sudoeste de Colombia

BOGOTÁ, 12 (EUROPA PRESS) El gobernador del departamento de Nariño (sudoeste de Colombia), Antonio Navarro Wolff, informó anoche de que otros diez indígenas podrían haber sido asesinados, además de los 17 nativos Awá que presuntamente murieron en una masacre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Navarro Wolff afirmó, con base a la información recibida por un gobernador indígena, que la masacre fue perpetrada en un punto conocido como Sandé, en Ricaurte, municipio del Departamento de Cundinamarca, en el centro del país iberoamericano. El gobernador colombiano reveló que sobre la masacre de Ricaurte hay informaciones más precisas. La matanza se produjo en la vivienda de un señor apellidado Nastaquas, a donde fueron trasladadas las víctimas antes de ejecutarlas. Además, Navarro Wolff aseguró que ya se conocen las identidades de las personas muertas. El gobernador reclamó al Gobierno del presidente Álvaro Uribe mayores garantías de seguridad para los habitantes de la zona, donde algunos indígenas ya han comenzado los desplazamientos, según informaciones de la emisora colombiana Caracol Radio. Mientras tanto, más de 1.000 oficiales del Ejército colombiano continúan la búsqueda de los 17 indígenas Awá que murieron la semana pasada víctimas de la violencia de guerrilleros de las FARC. "Estamos garantizando nuestra presencia en la zona para que los indígenas sepan que los vamos a acompañar todo el tiempo", señaló al indicar que los militares tienen la orden de no abandonar la región, hasta que sus habitantes no "recuperen la tranquilidad".