Correa se enteró de la reunión de su ex ministro con "Reyes" tras el bombardeo

  • Quito, 8 mar (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que se enteró de la reunión de su ex ministro Coordinador de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, con el abatido dirigente de la FARC "Raúl Reyes", después del bombardeo colombiano en la localidad ecuatoriana de Angostura el 1 de marzo de 2008.

Correa se enteró de la reunión de su ex ministro con "Reyes" tras el bombardeo

Correa se enteró de la reunión de su ex ministro con "Reyes" tras el bombardeo

Quito, 8 mar (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que se enteró de la reunión de su ex ministro Coordinador de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, con el abatido dirigente de la FARC "Raúl Reyes", después del bombardeo colombiano en la localidad ecuatoriana de Angostura el 1 de marzo de 2008.

En una entrevista que publica hoy el diario El Comercio, Correa señala que antes de mantener la reunión, Larrea solo le informó que se citaría con miembros de las FARC, sin especificar nombres.

"Gustavo nunca me dijo que fue con 'Raúl Reyes' con quien se reunió. Sostuvo que tendría contactos con las FARC. Cuando sucedió lo de Angostura él me dijo que mataron a 'Raúl Reyes', con quien había dialogado", aclaró Correa.

Larrea no ha revelado el sitio de la reunión con "Reyes" para tratar sobre la liberación de rehenes.

El 1 de marzo, militares colombianos bombardearon un campamento clandestino que las FARC habían instalado en Angostura y el Gobierno de Quito rompió relaciones diplomáticas, aún no restablecidas, al considerar que se violó la soberanía territorial.

En ese bombardeo murieron unas 26 personas, entre ellas, "Raúl Reyes", el portavoz internacional de las FARC.

Correa criticó que cierto sector de la prensa pretenda vincular a su administración con las FARC y el narcotráfico tras conocerse que el ex subsecretario de Gobierno durante tres meses en 2007, José Chauvín, era amigo de los hermanos Ostaiza, quienes presuntamente traficaban droga de propiedad de ese grupo irregular colombiano.

Añadió que se investigaba a Chauvín desde junio pasado por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Consultado sobre si era una "obligación" de Larrea alertarle de los contactos que tenía Chauvín, anotó que su ex ministro cometió un "gravísimo error", que le ha costado "muy caro".

"Es indudable que este es un gravísimo error de Gustavo, que le ha costado muy caro, él tuvo que renunciar a su candidatura a asambleísta por este problema, es decir que está pagando su error. Pero una cosa es que uno cometa un error, que confíe en un colaborador que lo traiciona. Otra que exista mala fe", anotó.

A la pregunta de si pidió que indaguen los supuestos nexos de Larrea con las FARC, Correa apuntó que "se está investigando todo eso, para ver si ha sido algo más que un error".

"No obstante, -aclaró- hasta el momento lo único que hay es que Chauvín era amigo de unos narcotraficantes. Aún no hay prueba de que recibió algo concreto de ellos o peor para financiar la campaña".

Respecto a las siete reuniones que Chauvín dijo haber mantenido con "Reyes" en Colombia, Correa señaló que ocurrieron cuando él ya no era parte del Ministerio, por lo que deslindó responsabilidades.

Sobre posibles contactos de otros funcionarios con las FARC, señaló que hay miles de ellos y no podría garantizar que alguno no tuviese simpatía por ese grupo irregular.

Añadió que "eso no implica un involucramiento del Ecuador con las FARC, que tengamos alguna relación. Otra cosa es que sabiendo que hay un campamento de las FARC en Ecuador no se haya denunciado, eso es atentar contra la seguridad del Estado. No hay narcopolítica".

Por otra parte, el ex jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía de Ecuador (UIES), Manuel Silva, quien sostiene que Larrea se reunió con "Reyes" en Angostura, aseguró que Correa se reunió en 2008 con Marck Sullivan, ex primer secretario de la Embajada de Estados Unidos.

Sullivan fue expulsado del país el pasado 18 de febrero por intromisión en asuntos internos.

Según el diario El Universo, Silva dijo que en enero de 2008, él, Sullivan y otras dos personas se reunieron con Correa en el palacio de Gobierno y le explicaron sobre la UIES y el apoyo de Estados Unidos.

Silva, que aún no se ha presentado ante las autoridades ecuatorianas, es investigado por la Fiscalía por entregar computadoras de la Unidad a la Embajada estadounidense.

El mes pasado, Correa aseguró que Sullivan era el "director de la CIA" en esta nación y negó que la acción contra el extranjero pretenda desviar investigaciones sobre narcotráfico.

Calificó como una "barbaridad" que el ex funcionario haya ordenado el retiro de computadores con datos sobre seguridad interna donados por Estados Unidos a una unidad policial.

Los ordenadores se retiraron después de suspender la ayuda económica a la dependencia policial una vez que Quito se negó a coordinar con Estados Unidos la designación de autoridades de esa unidad.