Cuatro muertos y siete heridos en tres atentados, al menos dos de ellos perpetrados por las FARC

BOGOTÁ, 22 (EUROPA PRESS) Al menos cuatro personas murieron y otras siete resultaron heridas como consecuencia de tres atentados perpetrados por grupos de hombres armados en diferentes zonas de Colombia, según informaron anoche (madrugada hora española) fuentes policiales. Las autoridades ya han confirmado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como autoras de dos de estos ataques, mientras que el tercero está siendo investigado, algo que podría ser parte de una movilización, 'marzo negro', con la que las FARC pretenden conmemorar la muerte de 'Manuel Marulanda' y de 'Raúl Reyes'. El primer atentado se produjo en Toribío, municipio del departamento del Cauca, en el suroeste del país. Dos miembros de las FARC se mezclaron entre la multitud y dispararon a dos policías, causando la muerte a uno de ellos. El otro agente y un niño de nueve años resultaron heridos en el tiroteo y tuvieron que ser trasladados a un hospital, informó el comandante de la Policía del Cauca, el coronel Joaquín Camacho, a Caracol Radio. El segundo ataque se produjo a las 17.00 hora local (23.00 hora española) en el departamento de Caquetá, en el sur de Colombia. Un grupo armado de las FARC disparó contra un taxi y un autobús público en el municipio de Puerto Rico causando un muerto y cinco civiles heridos, según informan diversos medios locales. "Un grupo pequeño de guerrilleros salieron a la vía y dispararon indiscriminadamente contra los ocupantes de los vehículos de servicio público", confirmó el secretario de Gobierno de Caquetá, Edilberto Ramón Endo, al diario 'El Tiempo'. Al parecer, el conductor de uno de los vehículos perdió la vida por heridas de bala. En el departamento de Santander, en el centro del país, un camión del Instituto Nacional Penitenciario fue tiroteado también por un grupo de desconocidos que viajaba en dos motocicletas. Dos miembros de la institución penitenciaria murieron y otro se encuentra hospitalizado debido a los disparos. Según las autoridades, el ataque contra el vehículo trasladaba a un preso a la cárcel de Palo Gordo de Girón, en Santander, desde una prisión de máxima seguridad situada en el departamento de César, en el noreste del país. En declaraciones a Caracol Radio, el general Orlando Pineda, comandante de la policía de Bucaramanga, capital de Santander, aseguró que se está llevando a cabo una investigación para esclarecer este hecho, aunque no desveló si las FARC estaban detrás del mismo. Estos ataques y otros registrados en los últimos días podrían ser parte de un "paro armado declarado por las FARC en panfletos, donde hablan de un 'marzo negro', en supuesta conmemoración de la muerte de alias 'Manuel Marulanda Vélez' y de alias 'Raúl Reyes'", señaló Endo.