Ecuador volverá a investigar la zona costera donde estaba un jefe de las FARC, dice un diario

  • Quito, 5 abr (EFE).- El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, dijo que se volverá a investigar en una zona costera del país donde se presume que actuaba un grupo armado relacionado con la guerrilla colombiana de las FARC, informó hoy la prensa local.

Ecuador volverá a investigar la zona costera donde estaba un jefe de las FARC, dice un diario

Ecuador volverá a investigar la zona costera donde estaba un jefe de las FARC, dice un diario

Quito, 5 abr (EFE).- El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, dijo que se volverá a investigar en una zona costera del país donde se presume que actuaba un grupo armado relacionado con la guerrilla colombiana de las FARC, informó hoy la prensa local.

Ponce señaló que el área, ubicada en zonas limítrofes de las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchila y Manabí, en la costa centro-norte de Ecuador, ya había sido investigada, luego de que se advirtiera de que allí se encontraba Oliver Solarte, uno de los jefes financieros de las FARC.

El ministro dijo al diario El Comercio que se conoció hace algún tiempo de la posible presencia de Solarte y que se activaron los organismos de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, pero que no se halló suficiente evidencia para justificar una incursión.

"Teníamos los comentarios de la población. Nosotros apreciamos los testimonios y no podemos subestimarlos, pero tampoco sobreestimarlos", añadió Ponce, tras recordar que el sitio "se investigó durante 2006 y 2007, pero no se llegó a ninguna evidencia que permitiera actuar".

"Ahora se reanudarán las investigaciones", agregó el ministro, según un reportaje del rotativo, en el que advierte de la presencia de un grupo armado en Bocana del Búa, una zona selvática de la costa ecuatoriana.

La información de la edición de hoy de El Comercio señala que las coordenadas del sitio "se hallaron en un mapa que el ejército ecuatoriano rescató en el campamento guerrillero en Angostura", un sitio de la selva amazónica ecuatoriana, próxima a la frontera con Colombia, que fue bombardeado por tropas colombianas el 1 de marzo de 2008.

En ese lugar las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) instalaron un campamento clandestino en el que murieron durante el ataque unas 26 personas, entre ellas "Raúl Reyes", alias de Luis Édgar Devia, el entonces "número dos" de esa guerrilla.

El reporte de El Comercio señala que una de las haciendas de Bocana de Búa, según moradores del lugar, fue alquilada a un colombiano llamado Casimiro y que en ella se alojaba un grupo armado.

Además, los moradores entrevistados por el rotativo indicaron que en varias ocasiones descendieron allí helicópteros con personas vestidas con uniformes de fatiga.

La policía investigó la zona tras la desaparición de un campesino en 2006.

El hecho fue denunciado por la hermana del desaparecido, quien advirtió de llamadas amenazantes en las que se le exigían que dejara de buscar a su familiar.

Según El Comercio, el caso se reabrió en 2008, según una fiscal ecuatoriana, que señaló que se hizo un allanamiento en la hacienda, pero no se encontró a nadie.

Pobladores de Bocana del Búa aseguran que el supuesto grupo armado abandonó la zona tras el ataque en Angostura, pero sostienen que, aparentemente, aún hay colaboradores en el lugar.