El canciller de Ecuador no cree que la relación con Colombia cambie a corto plazo

  • Quito, 10 mar (EFE).- El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, no cree que la relación con Colombia, rota desde hace más de un año, vaya a cambiar en el corto plazo, según una entrevista publicada hoy por la prensa local.

El canciller de Ecuador no cree que la relación con Colombia cambie a corto plazo

El canciller de Ecuador no cree que la relación con Colombia cambie a corto plazo

Quito, 10 mar (EFE).- El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, no cree que la relación con Colombia, rota desde hace más de un año, vaya a cambiar en el corto plazo, según una entrevista publicada hoy por la prensa local.

"Las relaciones en este momento están en un punto congelado y no vemos en el corto plazo que eso cambie", señaló el ministro de Relaciones Exteriores al diario El Comercio.

Falconí reiteró que la condición para la reanudación de las relaciones es que Colombia cumpla los cinco requerimientos mínimos que le exige Ecuador.

"Mientras no haya una respuesta clara a los requerimientos mínimos, no se puede restablecer la relación", enfatizó.

El 1 de marzo de 2008, el Ejército colombiano bombardeó un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano.

La operación militar acabó con la vida de 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", cuatro estudiantes mexicanos y un ciudadano ecuatoriano.

Ese bombardeo provocó, dos días después, la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países, ya que Ecuador consideró la acción de Colombia como una violación a su soberanía territorial.

Un año después, la situación entre ambos países continúa tensa y Quito pide a Bogotá que refuerce la presencia militar en su lado de la frontera, que indemnice a la familia del ecuatoriano muerto en el ataque y que entregue información precisa sobre el bombardeo.

Asimismo, Quito también exige a su país vecino que aporte recursos para atender a miles de desplazados colombianos que han buscado refugio en Ecuador y que el Gobierno de Bogotá deje de señalar que el Ejecutivo de Rafael Correa mantiene vínculos con la guerrilla.

Según Falconí, Colombia tiene que pronunciarse sobre esos requisitos, una situación que "tiene que activarse a través de los organismos respectivos" como la Organización de Estados Americanos (OEA), que desde la ruptura de relaciones asumió el papel de agente mediador en la crisis.

Para el canciller, ese sería el canal para encauzar la reconciliación ya que, según afirmó, en este momento descarta "un diálogo bilateral".

Falconí señaló que antes del ataque Ecuador actuó con coherencia en la relación con su país vecino, una coherencia que "se sustenta en principios como el no involucramiento en su conflicto, la solidaridad".

"La política exterior de Ecuador se fundamenta en principios. Esos principios fueron violentados por el ataque del 1 de marzo de 2008", subrayó el canciller.