El documental "Secuestrados" es un mensaje de alerta para América Latina, según su director

  • Bogotá, 9 mar (EFE).- El documental "Secuestrados", que hoy será transmitido por The History Channel y dos canales colombianos, es un mensaje para que la sociedad civil y los Gobiernos de Latinoamérica se unan para detener esa "arma de guerra" que amenaza con extenderse en la región, dijo hoy su director, Mauricio Acosta.

El documental "Secuestrados" es un mensaje de alerta para América Latina, según su director

El documental "Secuestrados" es un mensaje de alerta para América Latina, según su director

Bogotá, 9 mar (EFE).- El documental "Secuestrados", que hoy será transmitido por The History Channel y dos canales colombianos, es un mensaje para que la sociedad civil y los Gobiernos de Latinoamérica se unan para detener esa "arma de guerra" que amenaza con extenderse en la región, dijo hoy su director, Mauricio Acosta.

Acosta aseguró en entrevista con Efe que el documental busca que países donde el secuestro es cada vez más fuerte, como México, Venezuela y Brasil, sepan que en Colombia desde los 80 la toma de rehenes es un instrumento para presionar al Gobierno y que ellos pueden padecer lo mismo.

"Ese es el mensaje para América Latina, que entiendan de dónde vino, que sepan que es un problema que no se ha parado en Colombia y que la unión tiene que ser entre el Estado y la gente, para que la comunidad denuncie y diga ya no más hacia este tipo de delitos, declaró.

Para ilustrar ese drama, Acosta entrevista a ex rehenes como el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, el ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y los ex congresistas Óscar Tulio Lizcano, Luis Eladio Pérez y Jorge Eduardo Gechem, así como policías y familiares de secuestrados.

Además, dan sus opiniones sobre el tema el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y analistas, y aparece también una vieja entrevista con el líder histórico y fundador de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo", muerto el año pasado.

El autor del documental señaló que en países de la región hasta ahora es incipiente la industria del secuestro, pero deben entender que todo es un proceso y se puede convertir en un "arma de guerra" si el pueblo y el Estado no se unen.

"Es muy difícil parar el secuestro, casi imposible, porque secuestrar es muy fácil, pero ya con las marchas de jóvenes en Colombia se está dando un cambio muy grande, pero han pasado 30 años para eso", advirtió.

La idea del documental, realizado entre abril y diciembre del año pasado, nació de The History Channel, que lo produjo en colaboración con los canales colombianos Citytv y el universitario Zoom y que será transmitido por los tres esta noche.

En él se realizan varias recreaciones del cautiverio de los rehenes apoyadas en testimonios de los ex secuestrados y desmovilizados de la guerrilla.

Acosta precisó que el tema inicial era el secuestro y cautiverio de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt por ser la cara del secuestro en Colombia ante el mundo, pero su rescate, el 2 de julio del año pasado, obligó a cambiar el enfoque.

"Era lo que le estaba sucediendo a Ingrid en ese momento, pero cuando se la liberó entonces salieron muchas más historias a relucir, salió todo lo otro que ocurrió durante esos meses y nos dimos cuenta que la historia no era de una sola persona sino que es la historia de mucha gente", precisó.

El documental pasa por la historia del secuestro desde finales de los 70, y luego muestra las retenciones y coches bomba del capo Pablo Escopar para presionar al Gobierno para que no lo extraditara a Estados Unidos.

Las FARC aprenden de esa estrategia y comienzan a secuestrar no sólo con fines de extorsión sino con un propósito político de presionar al Gobierno a negociar un canje de guerrilleros presos por rehenes en su poder.