El ex ministro ecuatoriano que se reunió con "Reyes" dice que las FARC es una "organización delictiva"

  • Quito, 22 feb (EFE).- Gustavo Larrea, ex ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, quien admitió haberse reunido con el ex líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias "Raúl Reyes", aseguró hoy que esa agrupación colombiana es una "organización delictiva que, a veces, usa el terror".

El ex ministro ecuatoriano que se reunió con "Reyes" dice que las FARC es una "organización delictiva"

El ex ministro ecuatoriano que se reunió con "Reyes" dice que las FARC es una "organización delictiva"

Quito, 22 feb (EFE).- Gustavo Larrea, ex ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, quien admitió haberse reunido con el ex líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias "Raúl Reyes", aseguró hoy que esa agrupación colombiana es una "organización delictiva que, a veces, usa el terror".

En una entrevista transmitida hoy por la televisión local Ecuavisa, Larrea aseguró que se reunió sólo una vez con "Reyes", pero se abstuvo de revelar el sitio y aclaró que no gestionaba un segundo encuentro.

Al ser consultado sobre si las FARC son terroristas, el ex funcionario de Gobierno se refirió a ellas como una "organización delictiva".

"Es una organización delictiva, es una organización guerrillera que usa, a veces, el terror", señaló Larrea, quien el año pasado dijo, en principio, que no se había reunido con "Reyes".

Larrea aclaró hoy que no podía revelar su cita con "Reyes" fuera del país, por asuntos de "seguridad", pero lo hizo una vez que el jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa, le autorizó a hacer público el encuentro, que se realizó en el marco del proceso de liberación de rehenes.

Añadió que el Estado ecuatoriano no ha calificado de terrorista a las FARC y especificó que no es una acción sólo de la administración de Correa, sino de otros gobiernos de este país, que tampoco han dado ese calificativo a esa agrupación guerrillera.

"Reyes" falleció el pasado 1 de marzo en un bombardeo militar colombiano a una base clandestina que las FARC habían instalado en la zona ecuatoriana de Angostura, en la zona limítrofe con Colombia.

Correa consideró que en la acción colombiana se violó la soberanía ecuatoriana, por lo que el 3 de marzo rompió relaciones diplomática con Colombia, las cuales aún no han sido restablecidas.