El Gobierno colombiano sólo negociará con las FARC cuando dejen de "asesinar y secuestrar"

  • Bogotá, 10 feb (EFE).- El Gobierno colombiano sólo se sentará a negociar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando dejen de "asesinar y secuestrar", dijo hoy el canciller Jaime Bermúdez.

El Gobierno colombiano sólo negociará con las FARC cuando dejen de "asesinar y secuestrar"

El Gobierno colombiano sólo negociará con las FARC cuando dejen de "asesinar y secuestrar"

Bogotá, 10 feb (EFE).- El Gobierno colombiano sólo se sentará a negociar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando dejen de "asesinar y secuestrar", dijo hoy el canciller Jaime Bermúdez.

En un encuentro con un reducido grupo de periodistas extranjeros, Bermúdez insistió en que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, "ha sido muy claro al decir que combatirá con todo rigor de la fuerza legítima del Estado a los terroristas mientras persistan los actos de terror".

El ministro colombiano de Relaciones Exteriores ofrecía así la respuesta del Gobierno a los comunicados de las FARC difundidos el pasado lunes, en los que los guerrilleros aseguraban que solo liberarán a 22 policías y policías secuestrados mediante el canje de unos 500 guerrilleros presos.

Estos comunicados fueron entregados a la senadora Piedad Córdoba durante la entrega unilateral de seis rehenes la semana pasada.

"Este Gobierno ha aceptado más de 14 fórmulas distintas para un acuerdo humanitario", manifestó Bermúdez, al recordar que Uribe ha llegado a aceptar "la facilitación de ex presidentes, miembros de la oposición y Gobiernos extranjeros".

Aquellas acciones, según el jefe de la diplomacia, llevaron al Gobierno colombiano a asumir "costos y riesgos políticos enormes, supeditando el interés político al interés humanitario".

Bermúdez detalló que "se han puesto condiciones porque el Estado no puede renunciar a garantizar la seguridad no solamente a los que hoy están secuestrados, sino a los que pueden ser secuestrados mañana".

"Si uno asume unas condiciones de apaciguamiento o hace concesiones, se permite fortalecer a estos grupos", agregó.

La condición ahora del Gobierno es que las FARC cesen las hostilidades, pero no les pide que entreguen las armas y se desmovilicen de inmediato, sino que se dé un primer paso para después plantear una negociación.

"El esquema es parecido al que se utilizó en Irlanda del Norte", aclaró Bermúdez, porque -a su juicio- "no se puede negociar con alguien de buena fe mientras esa persona sigue matando gente, secuestrando gente".