El jefe del Estado Mayor del Ejército turco dice que la guerrilla del PKK está debilitada

ESTAMBUL (TURQUÍA), 14 (Reuters/EP)

El jefe del Estado Mayor del Ejército turco, general Ilker Basbug, dijo hoy que la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) ya no puede operar con libertad en el norte de Irak y su capacidad se está viendo afectada por luchas internas.

"El grupo terrorista separatista está perdiendo sangre", afirmó Basbug durante un discurso en una academia militar de Estambul. Según él, el PKK ya no puede desplazarse de un lado a otro en grandes grupos por Turquía o por la región autónoma del Kurdistán, en el norte de Irak, y está experimentando problemas de mando y control.

Basbug apuntó también que el PKK está pasando por dificultades a causa de las medidas para impedir su financiación en Europa y evitar el trafico ilegal de drogas en el cual Turquía dice que el grupo está implicado.

"Hay problemas en el liderazgo del grupo. La moral del grupo es baja. Su capacidad de reclutamiento no está al nivel que demanda el grupo y la gente sigue abandonándolo", añadió.

El año pasado, el Ejército turco llevó a cabo una importante incursión contra el PKK en el norte de Irak, desde donde los rebeldes kurdos lanzan ataques contra las fuerzas turcas en el sudeste del país euroasiático.

Desde entonces, los aviones de combate turcos han lanzado ataques transfronterizos regulares contra objetivos del PKK, minando la capacidad del grupo armado para operar en la región montañosa del norte de Irak.

Aunque los enfrentamientos han disminuido este año, el Ejército lanzó una operación el pasado fin de semana en el sudeste de Turquía diseñada para contener la infiltración estacional de rebeldes del PKK en el país euroasiático durante la primavera. Dos soldados y siete milicianos han muerto en estos enfrentamientos.

El presidente iraquí, Jalal Talabani, un kurdo, declaró el mes pasado que el PKK debe abandonar las armas o marcharse de Irak. En el pasado, Turquía ha acusado a Irak de no hacer lo suficiente para controlar al PKK, considerado grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

El jefe del Ejército turco dijo esperar que la colaboración entre Turquía, Estados Unidos e Irak contra el PKK produzca "resultados eficaces" en el periodo próximo.

El PKK ha estado luchando por un territorio kurdo independiente en el sudeste de Turquía desde 1984. Más de 40.000 personas han muerto a consecuencia de este conflicto separatista, la mayor parte milicianos del PKK.