El ministro de Defensa colombiano anuncia su dimisión con miras a su eventual candidatura presidencial

El ministro de Defensa colombiano anuncia su dimisión con miras a su eventual candidatura presidencial

El ministro de Defensa colombiano anuncia su dimisión con miras a su eventual candidatura presidencial

BOGOTÁ, 18 (EUROPA PRESS)

El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, presentó hoy su renuncia para aspirar a la presidencia en el año 2010, en caso de que el actual mandatario, Álvaro Uribe, no pueda postular a un tercer mandato.

La renuncia se hará efectiva a partir del próximo 23 de mayo, informó Santos en una rueda de prensa en la que leyó la carta que entregó a Uribe anunciando su dimisión para presentarse a las elecciones presidenciales, aunque dejó claro que todo dependerá de lo que decida el actual mandatario.

"Yo no salgo de candidato", subrayó el ministro al explicar que si Uribe "se lanza a una nueva reelección, yo lo apoyaré, pero si él decide no lanzarse, yo seré candidato" para los comicios de 2010 por la coalición del Gobierno.

Este anuncio surge un día antes de que el Senado someta a votación el proyecto del Gobierno para convocar un referéndum en el que se consultará a los colombianos si están de acuerdo o no con modificar un artículo de la Constitución para que Uribe pueda postular a un tercer mandato.

La semana pasada la coalición 'uribista' fracasó en su intento de aprobar esta iniciativa por falta de quórum obligando a aplazar la sesión para mañana. No obstante, en caso de que la Cámara Alta dé luz verde a la nueva Ley de Referéndum, el texto pasará a manos de la Corte Constitucional que será la que tenga la última palabra.

La posibilidad de que Santos sea candidato por el partido de Gobierno ha tenido mucho eco en las últimas semanas, por tratarse de uno de los ministros que ha gozado de una alta popularidad, pese a los escándalos que han surgido en el seno del Ministerio de Defensa, como las ejecuciones extrajudiciales.

Algunas encuestas dan como ganador a Uribe ante una eventual tercera candidatura a la presidencia. Sin embargo, el nombre de Santos encabeza la lista en la preferencia de los votantes junto con el actual alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, en caso de que el actual mandatario no pueda presentarse a las elecciones.

PROMOTOR DE LA CAUSA

"Pasaré de ser ministro de Defensa a ser un simple, pero decidido promotor de su causa", dijo Santos en su encuentro con los medios, al destacar que, tras casi tres años frente a este importante despacho colombiano, "es necesario pasar la posta y continuar mi vida de servicio público en otros escenarios".

De esta manera, se comprometió a "trabajar, trabajar y trabajar por la continuidad de la seguridad democrática", pues aclaró que "no podemos bajar la guardia, ni un solo milímetro, mientras la bestia del terrorismo siga viva", haciendo alusión a la lucha que ha emprendido este Gobierno contra el narcotráfico y la guerrilla.

Así, Santos aplaudió la gestión de Uribe en lo que se refiere a la seguridad y recordó que "hemos producido los más contundentes resultados en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y delincuencia común" en los últimos años. "Vamos por buen camino, ya que el país ha hecho suya su política de seguridad democrática y entiende que la seguridad es la base del progreso", subrayó.

En este sentido, aseguró que "hoy los colombianos están más seguros, las regiones que sufrían los estragos de la violencia han sido recuperadas para la paz y el progreso, las familias campesinas han vuelto a sus parcelas y sienten la acción benéfica del Estado".

Además de la captura y extradición de importantes capos de la droga solicitados por Estados Unidos, la gestión de Santos ha sido alabada por el duro golpe propinado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en julio de 2008 en la llamada Operación Jaque, cuando el Ejército logró rescatar --sin hacer uso de la violencia-- a 15 secuestrados, entre ellos, la ex senadora Ingrid Betancourt.

Mientras estuvo al frente del despacho de Defensa, fueron abatidos el jefe de las FARC, Manuel Marulanda, y el comandante Iván Ríos. También fueron capturados varios guerrilleros de gran relevancia dentro de ese grupo armado, como el alias 'Negro Acacio' y 'Martín Caballero'.

Asimismo, sus políticas de seguridad han generado fuertes polémicas y roces con otros países, como lo sucedido con el Gobierno del líder ecuatoriano Rafael Correa, que rompió relaciones con Colombia tras el bombardeó contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murió el 'ex número dos' de ese grupo armado Raúl Reyes.