El presidente de Chechenia anuncia el fin de la operación antiterrorista lanzada en 1999

  • Moscú, 25 mar (EFE).- El presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, anunció hoy que los próximos días terminará oficialmente la operación antiterrorista lanzada en octubre de 1999 por las autoridades federales en esa república norcaucásica rusa.

El presidente de Chechenia anuncia el fin de la operación antiterrorista lanzada en 1999

El presidente de Chechenia anuncia el fin de la operación antiterrorista lanzada en 1999

Moscú, 25 mar (EFE).- El presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, anunció hoy que los próximos días terminará oficialmente la operación antiterrorista lanzada en octubre de 1999 por las autoridades federales en esa república norcaucásica rusa.

"De hecho hace mucho que concluimos la lucha contra los terroristas, pero todavía está en vigor la operación antiterrorista en la república y por eso a fines de marzo será firmado el documento sobre su conclusión", dijo Kadírov en rueda de prensa en la capital chechena, citado por la página digital de Radio Moscú.

Añadió que "al terrorismo y las bandas armadas se les ha asestado un golpe demoledor en Chechenia" y que, según los datos de las autoridades de la república, la guerrilla islámica cuenta con "entre 50 y 70 hombres", entre los cuales los chechenes son "contados".

"La república (de Chechenia) es realmente una de las regiones más tranquilas de país. Hoy estamos en condiciones de compartir nuestra experiencia en esta lucha con otras regiones", dijo Kadírov, según la agencia Interfax.

El viernes de la semana pasada, el presidente de Chechenia se reunió en Moscú con el ex presidente y actual primer ministro ruso, Vladímir Putin, para informarle de la situación en la república norcaucásica.

Precisamente Putin, cuando era primer ministro, antes de suceder en el Kremlin al desaparecido Borís Yeltsin, lanzó en octubre de 1999 una operación antiterrorista en Chechenia para acabar con su régimen separatista islámico.

Los éxitos militares en Chechenia, después de la derrota de Rusia en la primera guerra separatista (1994-1996), elevaron la popularidad de Putin y le permitieron ganar, con el 52 por ciento de los votos, los comicios presidenciales anticipados de marzo de 2000, celebradas tras la dimisión de Yeltsin, la nochevieja de 1999.