El presidente de Colombia ve "inconveniente" su reelección

BOGOTÁ (Reuters) - El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dijo el jueves que su segunda reelección inmediata sería "inconveniente", lo que sugiere que el aliado clave de Estados Unidos estaría inclinado a terminar su segundo mandato y a no presentarse como candidato en 2010.

Pero horas después, Uribe afirmó que una encrucijada en el alma no le permite renunciar definitivamente a buscar un tercer mandato, mientras que sus aliados políticos avanzan en un referendo que busca cambiar la Constitución despertando preocupaciones sobre los riesgos para la democracia del país.

"Yo lo veo inconveniente (la reelección) por esto: por perpetuar al presidente, porque el país tiene muchos buenos líderes. En lo personal porque no quisiera la amargura de que las nuevas generaciones me vieran como alguien apegado al poder", afirmó el popular presidente en un acto de Gobierno.

Sin embargo, horas después en otro evento se declaró preocupado por el futuro de la política de seguridad, de la confianza para los inversores y de la inversión social para combatir la pobreza.

"Pero me preocupa mucho lo que pueda pasar con estas políticas, tengo una responsabilidad con los colombianos, entonces cuando veo todo esto en la balanza, me crea eso que yo llamo la encrucijada del alma, que difícil", aseguró.

Mientras, el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para asuntos del Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, dijo en Bolivia que cada país tiene la autonomía de establecer el tiempo de un mandato y las veces que un presidente puede ser reelegido.

SEÑALES ENCONTRADAS

"El mismo presidente Obama el otro día dijo claramente que cada país tiene que determinar, basado en sus leyes y su Constitución, el tiempo de un mandato y las veces que un presidente puede ser reelegido", aseguró el diplomático.

"Esto refleja algo fundamental de los Estados Unidos y nuestra idea es que es buena idea abrir espacio para nuevos políticos y permitir al pueblo la oportunidad de cambiar líderes, pero otra vez, como un principio fundamental, ésta realmente es una decisión del pueblo colombiano", afirmó, refiriéndose a una posible reelección de Uribe.

Las declaraciones del presidente colombiano se produjeron dos días después de que el Senado aprobara en cuarto debate un referendo que busca habilitarlo para que pueda ser candidato en 2010 y buscar su tercer periodo consecutivo de Gobierno.

Uribe esrá considerado por un amplio sector de la opinión pública como irreemplazable por su ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista y el narcotráfico.

También cuenta con el favoritismo de empresarios y de Wall Street por sus políticas de libre mercado, pero no ha dicho con claridad si está interesado en buscar su segunda reelección consecutiva, lo que mantiene en incertidumbre a los políticos a un año de los comicios presidenciales.

El presidente sustenta su alta popularidad en una política de seguridad con la que obligó a la guerrilla a replegarse en zonas apartadas y montañosas, mientras que logró reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques de los grupos armados ilegales que intervienen en un conflicto interno de más de cuatro décadas.

La eventual segunda reelección inmediata de Uribe reactivó temores en la oposición de que se vulnere la democracia y el país caiga en una "dictadura" por la concentración de poderes, la pérdida de controles al Gobierno y los posibles abusos que pueda cometer el mandatario.