En una ceremonia de ascenso un rehén de las FARC se convertirá en general de la policía

  • Bogotá, 10 may (EFE).- El presidente colombiano, Álvaro Uribe, encabezará este lunes una ceremonia de ascenso a uniformados en la que los familiares de Luis Mendieta recibirán las insignias que lo convierten en general de la policía, pese a que lleva casi 11 años en poder de las FARC.

En una ceremonia de ascenso un rehén de las FARC se convertirá en general de la policía

En una ceremonia de ascenso un rehén de las FARC se convertirá en general de la policía

Bogotá, 10 may (EFE).- El presidente colombiano, Álvaro Uribe, encabezará este lunes una ceremonia de ascenso a uniformados en la que los familiares de Luis Mendieta recibirán las insignias que lo convierten en general de la policía, pese a que lleva casi 11 años en poder de las FARC.

Según el diario El Tiempo, la ceremonia de ascenso tendrá lugar en la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander, en Bogotá, en donde se prevé que los familiares del hoy coronel reciban las estrellas de mayor general.

A comienzos de mayo pasado, el Gobierno colombiano ascendió al grado de mayor general de la Policía a Luis Mendieta, quien forma parte del grupo que los rebeldes llaman "canjeables".

En su momento, en ministro colombiano de la Defensa, Juan Manuel Santos, precisó que el ascenso de Mendieta sería posible gracias a una ley sancionada por el presidente Uribe a comienzos de este año.

Mendieta fue hecho cautivo por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un ataque de los rebeldes a la población colombiana de Mitú, capital del departamento selvático del Vaupés y fronteriza con Brasil, en la que secuestraron un total de 58 policiales y militares.

Parte de estos cautivos recuperaron su libertad en medio de las negociaciones de paz de esa guerrilla con el Gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana (1998-2002).

Los familiares de Mendieta, que pasa a ser el oficial de más alta graduación en poder de las FARC, han recibido alrededor de seis pruebas de supervivencia en el tiempo que lleva secuestrado.

La autora de la ley que permite el ascenso de policías y militares que están en cautiverio es la parlamentaria Lucero Cortés, quien considera que estos secuestrados "son agentes activos" de la fuerza pública.