Estadounidense que fue rehén de las FARC volvió a Colombia para agradecer por su rescate

  • Bogotá, 20 feb (EFE).- El estadounidense Keith Stansell, uno de los tres contratistas de su país rescatados en julio del año pasado por el Ejército de Colombia después de permanecer casi seis años secuestrado por las FARC, estuvo en Colombia para agradecer a los militares su rescate, informan hoy fuentes oficiales.

Estadounidense que fue rehén de las FARC volvió a Colombia para agradecer por su rescate

Estadounidense que fue rehén de las FARC volvió a Colombia para agradecer por su rescate

Bogotá, 20 feb (EFE).- El estadounidense Keith Stansell, uno de los tres contratistas de su país rescatados en julio del año pasado por el Ejército de Colombia después de permanecer casi seis años secuestrado por las FARC, estuvo en Colombia para agradecer a los militares su rescate, informan hoy fuentes oficiales.

Stansell estuvo el pasado miércoles en la base aérea de Tolemaida, en el centro de Colombia, donde expresó su gratitud hacia las Fuerzas Militares colombianas, dijo a Efe una fuente castrense y agregó que la visita se mantuvo en secreto para proteger su seguridad.

El estadounidense fue secuestrado por las FARC en febrero de 2003 junto a sus compatriotas Thomas Howes y Marc Gonsalves, y el Ejército colombiano los rescató el pasado 2 de julio en las selvas del sur del país junto a la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt y a once soldados y policías.

En la visita a Tolemaida (departamento del Tolima, 100 kilómetros al suroeste de Bogotá), el estadounidense conversó con el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, con el comandante de las Fuerzas Militares, general Fredy Padilla, y con efectivos liberados hace poco por la guerrilla.

"General, gracias a usted y a su tropa aquí estoy vivo, gracias, mi viaje a Colombia es para una cosa y no más: Para agradecer a los colombianos, al Ejercito colombiano y a la fuerza pública, por devolver mi vida", expresó Stansell.

Este estadounidense, casado con una colombiana, trabajaba para la firma Northrop Grumman, contratista del Departamento de Estado de Estados Unidos para recoger datos sobre cultivos de droga.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) los acusaron de ser espías de la Central de Inteligencia Americana (CIA).

Los tres extranjeros fueron secuestrados luego de que las FARC derribaran la avioneta en la que viajaban por las selvas del Caquetá (suroeste colombiano) y el grupo insurgente los incluyó en la lista de rehenes que aspira a canjear por unos 500 guerrilleros presos.

Keith Stansell recordó que llegó a Colombia por primera vez hace 11 años a esa misma base aérea de Tolemaida.

"Ustedes saben que mi mujer es bogotana, mis gemelos de 5 y medio años son colombianos. Tengo suerte, mucha suerte", dijo.

Stansell añadió que quería "saludar al general Padilla y el objeto del viaje era reconocer esas tropas. Ando más libre que nunca", dijo.

El ex rehén de las FARC subrayó que en Colombia "hay un cambio. Siempre he estado conectado con este país tan hermoso que ustedes tienen y he llevado mi voz a Estados Unidos para que podamos cambiar la imagen de Colombia", puntualizó.

Los tres contratistas viajaron el mismo 2 de julio del año pasado en secreto a sus lugares de origen en Estados Unidos luego de la operación "Jaque", en la que fueron rescatados.