La ONU pide fondos para atender las necesidades "críticas" de 170.000 desplazados

  • Nueva Delhi, 23 abr (EFE).- La ONU lanzó hoy en Sri Lanka un llamamiento urgente para recabar fondos con los que atender las "necesidades críticas" de los más de 170.000 tamiles desplazados por la guerra, recluidos en campamentos gubernamentales.

Nueva Delhi, 23 abr (EFE).- La ONU lanzó hoy en Sri Lanka un llamamiento urgente para recabar fondos con los que atender las "necesidades críticas" de los más de 170.000 tamiles desplazados por la guerra, recluidos en campamentos gubernamentales.

El "éxodo repentino" de más civiles tamiles -unos 103.000, según las autoridades- ocasionado por la ofensiva que el Ejército ceilanés lanzó este lunes contra el último reducto de la guerrilla en el norte del país requiere de nuevos recursos urgentes, alertó la ONU en un comunicado difundido en su página web.

Sólo en los campamentos de Vavuniya (norte), se hacinan 80.000 personas y las agencias humanitarias se afanan por alimentar, dar agua, ropa y cobijo a esta "multitud de personas cansadas y hambrientas".

"He visto niños con disentería, niños y mujeres malnutridos, heridas sin atender y gente vestida con harapos", dijo en Colombo el coordinador humanitario de la ONU en Sri Lanka, Neil Buhne, al hacer su llamamiento.

Buhne recordó que la ONU había pedido en abril 155 millones de dólares para atender al número creciente de personas que huían de los combates en Sri Lanka, pero no ha obtenido ni un tercio de esa suma.

"Muchas de estas personas fueron expulsadas de sus hogares por los combates hace más de un año y es casi un milagro que hayan sobrevivido a semejante calvario", dijo el responsable de la ONU.

"Necesitamos asegurar que no se pierden más vidas atendiendo sus necesidades inmediatas", además de ayudarlos a "ponerse en pie de nuevo" y regresar algún día a sus hogares, añadió.

En vista del hacinamiento que se está produciendo en los campos de desplazados -175.714 personas, según Defensa-, la ONU reclamó al Gobierno que disponga de más tierra y edificios públicos para estas personas.

También le exigió que identifique y permita salir "rápidamente" a aquellos desplazados "que no suponen una amenaza para la seguridad" del país.

Aunque algunos ancianos han podido abandonar los campos, explicó, "hay mucha más gente como ancianos, discapacitados, niños solos y mujeres embarazadas que podrían ser identificados y liberados rápidamente para reducir la población de los campos", observó Bhune.

El responsable de la ONU también reclamó al Ejecutivo ceilanés que libere a los miembros de su personal local "para que puedan volver al trabajo".

La ONU calculó en "decenas de miles" la población tamil que sigue dentro de la pequeña franja de tierra costera donde, según el Ejército, resisten unos pocos centenares de "terroristas" de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE).

El ministro de Exteriores, Rohitha Bogollagama, dijo hoy que sólo quedan entre 15.000 y 20.000 civiles en el reducto guerrillero, según la edición digital del diario ceilanés "Daily Mirror".

El Gobierno da todas las señales de no estar dispuesto a aceptar ninguna oferta de socorro para esa población, aunque hoy Exteriores informó de que la India ha "respondido" a una petición de asistencia con el envío por barco de 40.000 paquetes de ayuda y comida, que ya están en camino.