La SIP, sorprendida por el plan de las FARC de atentar contra su presidente

  • Miami (EE.UU.), 27 mar (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó hoy su sorpresa al conocer que las autoridades de Colombia desbarataron un plan de las FARC para acabar con la vida del presidente de la institución, Enrique Santos Calderón, ex codirector del diario colombiano El Tiempo.

La SIP, sorprendida por el plan de las FARC de atentar contra su presidente

La SIP, sorprendida por el plan de las FARC de atentar contra su presidente

Miami (EE.UU.), 27 mar (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó hoy su sorpresa al conocer que las autoridades de Colombia desbarataron un plan de las FARC para acabar con la vida del presidente de la institución, Enrique Santos Calderón, ex codirector del diario colombiano El Tiempo.

El titular de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Robert Rivard, subrayó que la noticia ha conmovido a la SIP y destacó su alivio por que "el Gobierno (colombiano) haya detectado y desbaratado este plan siniestro".

Rivard, del diario estadounidense San Antonio Express-News, instó en un comunicado a las autoridades a que "tomen todas las medidas necesarias para evitar que la vida de todos los periodistas no esté en riesgo".

El plan de asesinato, atribuido a una columna guerrillera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tenía además como blanco directo al hermano del presidente de la SIP, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, y a otros miembros de su familia.

Según los documentos analizados, los atentados se iban a cometer en Semana Santa en una finca que la familia posee en la localidad de Anapoima.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, informó ayer de que la policía capturó a diez guerrilleros, quienes tenían uniformes de policía y armamento y un plan bien orquestado para cometer los atentados.

Los rebeldes fueron capturados en los municipios de Anapoima y Girardot, en el departamento de Cundinamarca (centro), ubicados a 45 y 87 kilómetros de Bogotá, respectivamente, y en la localidad de Pitalito, en departamento del Huila (sur), unos 370 kilómetros al sur de la capital.

"Ya la Policía me había alertado sobre un plan de las FARC para asesinarme, lo que por supuesto me dejó de una pieza. Supongo que ante la dificultad de llegarle al Ministro de Defensa optaron por escogerme como blanco", dijo Santos Calderón en declaraciones publicadas anoche en el sitio de internet de El Tiempo.

Es "muy preocupante y sintomático que estén en el plan de atentados personales de esta índole. Como periodista, mi único oficio en la vida, no puedo dejar de sentirme intimidado y agredido", agregó.