Las FARC conmemoran con hostigamientos el aniversario de la muerte de "Tirofijo"

  • Bogotá, 26 mar (EFE).- El primer aniversario de la muerte del máximo líder de las FARC, "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", fue conmemorado hoy por la guerrilla en activo más antigua de América con hostigamientos a la población civil y sabotajes a medios de transporte en el sur del país.

Cuatro personas heridas por una bomba en víspera del aniversario de Tirofijo

Cuatro personas heridas por una bomba en víspera del aniversario de Tirofijo

La emisora Telesur difunde imágenes inéditas del funeral del fundador de las FARC

La emisora Telesur difunde imágenes inéditas del funeral del fundador de las FARC

Las FARC conmemoran con hostigamientos el aniversario de la muerte de "Tirofijo"

Las FARC conmemoran con hostigamientos el aniversario de la muerte de "Tirofijo"

Un centenar de personas marcha en Caracas por el aniversario de "Tirofijo"

Un centenar de personas marcha en Caracas por el aniversario de "Tirofijo"

Bogotá, 26 mar (EFE).- El primer aniversario de la muerte del máximo líder de las FARC, "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", fue conmemorado hoy por la guerrilla en activo más antigua de América con hostigamientos a la población civil y sabotajes a medios de transporte en el sur del país.

Al menos cuatro heridos y tres vehículos incendiados dejaron las acciones rebeldes, horas previas a la fecha conmemorativa del deceso de Pedro Antonio Marín, el nombre real del jefe insurgente.

Los heridos son un menor y tres adultos de Ipiales, localidad de la frontera sur con Ecuador en la que anoche estalló una bomba atribuida por las autoridades policiales a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El artefacto había sido abandonado en un cesto público de basuras cercano a la sede de la alcaldía de la población, que pertenece a Nariño departamento limítrofe del que es capital Pasto, ciudad en la que hace pocos días la policía también desactivó dos carros bomba.

"El hecho nos tiene en alerta (...), y tiene graves implicaciones, puesto que es el uso del terror", criticó el secretario de Gobierno de la región, Fabio Trujillo.

Casi que de manera coincidente, los rebeldes hostigaron el casco urbano de Corinto, población del departamento vecino del Cauca, también en el suroeste del país.

Una fuente de la policía en Popayán, la capital regional, dijo que los insurgentes cortaron el servicio de electricidad e intentaron copar la localidad, que en mayo de 2008 fue escenario de una acción parecida en la que murieron tres civiles, alcanzados por un explosivo de los guerrilleros.

Los rebeldes también hicieron presencia en la carretera que une a la población de Calamar con San José del Guaviare, la capital de la región selvática del Guaviare, en la que el lunes murieron dos insurgentes en un bombardeo militar y cuatro soldados en una emboscada guerrillera.

Un autobús de servicio público de pasajeros, un camión cargado con víveres y un volquete fueron incendiados allí por los insurgentes, que previamente hicieron apearse a los ocupantes de los vehículos, según versiones periodísticas procedentes de la región.

Las acciones hicieron parte de la pretendida conmemoración rebelde de la muerte de "Tirofijo" y de los otros dos miembros del mando central, que las FARC perdió en el transcurso del mismo mes.

Marín, de 78 años, falleció el 26 de marzo de 2008 de una crisis cardíaca, según lo informó casi dos meses después el Secretariado de la guerrilla de las FARC.

Antes de él, el segundo al mando y portavoz internacional del grupo, "Raúl Reyes", pereció en un bombardeo colombiano a su base en las selvas del norte ecuatoriano lanzado el 1 de marzo de 2008.

Menos de una semana después, el jefe del bloque de frentes rebeldes del oeste del país, "Iván Ríos", murió a manos de su jefe de seguridad, que desertó.

La triple pérdida hizo temer a las autoridades colombianas sobre una eventual conmemoración violenta por parte de los rebeldes, que según los altos mandos militares y policiales se propusieron ejecutar la llamada ofensiva "Marzo negro".

El proyecto rebelde llevó a los autoridades a declarar las fuerzas de seguridad en alistamiento de primer grado para contener una eventual arremetida guerrillera.

"Estamos en alerta máxima contra el terrorismo en el país", dijo hoy el director de la Policía Nacional, el general Óscar Naranjo, tras informar de los resultados de una operación contra rebeldes que tenían en marcha un supuesto plan contra el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y su familia.

La redada se centró en Anapoima y Girardot, localidades al oeste de Bogotá, lo mismo que en la población suroccidental de Pitalito, y en ella fueron detenidos diez presuntos miembros de la Columna Móvil "Teófilo Forero", reducto de elite de las FARC que debía ejecutar el presunto atentado.

Los policías decomisaron una motocicleta pintada con el símbolo y los colores blanco y verde de la policía, un fusil, varias armas de fuego cortas y unos uniformes policiales.

""Nosotros entendemos, por lo tanto, que hemos evitado realmente un magnicidio", sostuvo el general Naranjo, quien observó que los organismos de inteligencia han conocido once planes contra el titular de Defensa en los últimos 22 meses.

En un informe preliminar de la operación que entregó a la prensa en la sede del Ejecutivo, el presidente Álvaro Uribe agradeció que "por fortuna, la Policía Nacional ha dado este golpe certero".