Las FARC consideran estafadores y traidores a los dos ex rebeldes designados gestores de paz

  • Bogotá, 3 abr (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) consideraron hoy que los designados "gestores de paz" por el Gobierno, los ex comandantes rebeldes alias "Olivo Saldaña" y "Karina", son estafadores y traidores.

Las FARC consideran estafadores y traidores a los dos ex rebeldes designados gestores de paz

Las FARC consideran estafadores y traidores a los dos ex rebeldes designados gestores de paz

Bogotá, 3 abr (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) consideraron hoy que los designados "gestores de paz" por el Gobierno, los ex comandantes rebeldes alias "Olivo Saldaña" y "Karina", son estafadores y traidores.

Un comunicado del llamado "secretariado del estado mayor de las FARC", fechado en las "montañas de Colombia" el 1 de abril y titulado "gestores de traición", así considera a sus antiguos compañeros de armas, Raúl Agudelo, alias "Olivo Saldaña", y a Elda Mosquera, más conocida como "Karina".

El pasado 5 de marzo, el Gobierno designó a los dos guerrilleros como los primeros gestores de paz. Ambos rebeldes serán liberados en breve para iniciar su labor, según anunció ese día el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia.

Las FARC señalaron en el comunicado difundido en su página de Internet, que "Saldaña" es un "estafador sin escrúpulos, que desertó y robó 400 millones de pesos (unos 163.000 dólares), del presupuesto de los guerrilleros".

Ya fuera de la organización, agregaron, "extorsionó a nombre de las FARC hasta que fue capturado un año después cuando retiraba dineros de un banco en Pereira (centro oeste)".

Sobre "Karina", la principal guerrilla colombiana aseguró que "llevaba 6 meses desertada de la organización al momento de su entrega, después de haber sido degradada por su conducta personal disoluta y su proceder arbitrario en el trato con los guerrilleros, comportamiento contrario a las normas internas".

La misma guerrilla indicó también, que "Saldaña", para "evitar ser condenado, se aferró al clavo ardiente de la vileza que le ofreció el Gobierno, poniéndose al servicio de la mafia (...) que ahora pretende disfrazarlo como disidente".

En el mismo escrito, los rebeldes formularon un llamado a sus combatientes "y a todos los revolucionarios presos, que resisten con altivez de principios las duras condiciones impuestas a ellos por el régimen fascista, a rechazar las ofertas de traicionar a su pueblo".

Aluden a la designación de "Saldaña" y de "Karina" y al ofrecimiento del Gobierno, y señalan que esa oferta fue hecha "a través de este par de individuos despreciables, carentes de principios y sin sentido de patria".

La comunicación del mando rebelde insistió que esas designaciones son "infames ofertas de traición".

Agregaron que "ni las FARC, ni ningún guerrillero aceptarán jamás la indignidad que encierra la llamada Ley de Justicia y Paz (marco legal de la desmovilización).

"Las FARC jamás aceptarán ser equiparadas con las hordas de asesinos paramilitares que organizó el Estado en su guerra sucia contra el pueblo", subrayaron.

El escrito concluyó en que "más allá de los halagos y ofertas de rebaja de penas y demás baratijas con las que el régimen quiere doblegar la conciencia de los revolucionarios hoy encarcelados, ésta sucia maniobra también terminará estrellándose contra la lealtad, la grandeza de ideales y la disciplina" de los rebeldes.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe nombró a los dos guerrilleros presos como "gestores de paz", con el ánimo de convencer a antiguos compañeros a que depongan las armas.