Las FARC cumplen 45 años anunciando el comienzo de la "etapa definitiva de la lucha por la paz"

BOGOTÁ, 27 (EUROPA PRESS)

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cumplen hoy 45 años revindicando su batalla por "justicia y dignidad" del país y anunciando el comienzo de la "etapa definitiva de la lucha por la paz", para lo cual han pedido a la población colombiana "movilizarse" para poder lograr estos objetivos que se trazaron hace más de cuatro décadas.

"La etapa definitiva de la lucha por la paz ha comenzado. El pueblo colombiano no puede aflojar hasta no ver concretado este derecho", señala un texto divulgado por el grupo armado en su página de Internet con fecha 22 de mayo, a propósito de su aniversario, en el que reiteran que su ex líder, el fallecido Manuel Marulanda, aún "vive".

"Hace 45 años surgimos en las alturas de Marquetalia, la montaña de la resistencia de los pueblos, buscando paz para Colombia, justicia y dignidad. Desde entonces somos la respuesta armada de los desposeídos y los justos a las múltiples violencias del Estado", indican las FARC.

Los miembros del Secretariado del Estado Mayor Central, firmantes del comunicado, insistieron en la necesidad de que, para poder conseguir la paz en el país, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, "debe ser revocado", al destacar que su Gobierno está integrado por "delincuentes" que han estado vinculados con los paramilitares. "Uribe es un verdadero bandido amparado tras la banda presidencial", subrayan.

GUERRILLA PODEROSA

Esta guerrilla, cuyos orígenes datan del año 1964, continúa siendo una de las más poderosas del continente, ya que se ha logrado extender a casi todos los departamentos manteniendo cierta influencia en algunos países, lo que ha generado fuertes conflictos diplomáticos entre los diferentes Gobiernos colombianos y los de otras naciones, especialmente las vecinas como Venezuela y Ecuador.

No obstante, el poder de las FARC se mantiene en Colombia, donde la población ha denunciado a estos rebeldes de violar los Derechos Humanos por haber sido responsables de una cantidad incalculable de asesinatos y secuestros, que han sido condenados tanto por las autoridades colombianas e internacionales.

Pese a todo esto, los cabecillas de este grupo armado consideran que su "política internacional debe reorientarse hacia la integración solidaria de los pueblos de nuestra América en la patria grande bolivariana, y el socialismo", como pilar fundamental para lograr la paz.

MUERTE DE LÍDERES HISTÓRICOS

El Gobierno de Uribe ha asegurado que las FARC viven uno de los peores momentos de su historia, porque en los últimos años sus principales líderes han muerto o han sido asesinados en operativos del Ejército colombiano.

Los casos más sonados fueron la muerte de Manuel Marulanda en marzo de 2008, poco después de haber sido asesinado el "ex número dos" de ese grupo armado Raúl Reyes en un bombardeo de la Armada colombiana en Ecuador.

El actual mandatario se ha negado a aceptar la propuesta de las FARC de canjear un grupo de secuestrados en su poder --integrado por militares y policías-- por guerrilleros presos en las cárceles de Colombia, alegando que esta acción significaría ceder a las pretensiones de los subversivos.

Esta actitud de Uribe ha sido suficiente para que la guerrilla refuerce sus acciones en Colombia y amenacen con "limpiezas sociales" para presionar a las autoridades a que se sienten a negociar y puedan conseguir la libertad de los rebeldes presos.