Las FARC ratifican su intención de devolver el cuerpo de un secuestrado muerto en cautiverio

  • Bogotá, 13 abr (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ratificaron la intención de entregar los restos del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, quien murió estando cautivo por ese grupo armado.

Las FARC ratifican su intención de devolver el cuerpo de un secuestrado muerto en cautiverio

Las FARC ratifican su intención de devolver el cuerpo de un secuestrado muerto en cautiverio

Bogotá, 13 abr (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ratificaron la intención de entregar los restos del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, quien murió estando cautivo por ese grupo armado.

Así lo asegura la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que difunde habitualmente los pronunciamientos del grupo rebelde.

"En medio de fuertes operativos militares, cercos, bombardeos y ametrallamientos, logramos pararnos en las coordenadas exactas donde reposaba el cadáver de Guevara en el sur del país", dice Anncol.

Recuerda que el pasado 28 de marzo, el mando de las FARC se comprometió a devolver los restos del mayor Guevara a la mamá del oficial "en fecha y lugar" que el grupo rebelde indicará más adelante "cuando la situación de orden público lo permita".

A la par con el anuncio de la entrega de los restos de Guevara, las FARC condicionaban ese paso a que les devolvieran los cuerpos de los jefes guerrilleros "Raúl Reyes" e "Iván Ríos".

El segundo al mando de las FARC, Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", murió en una operación militar colombiana en territorio ecuatoriano el 1 de marzo de 2008.

Manuel de Jesús Muñoz Ortiz, alias de "Iván Ríos", integrante de la cúpula de las FARC, fue asesinado por uno de sus guardaespaldas en marzo de 2008, quién posteriormente recibió una millonaria recompensa del Gobierno colombiano.

Julián Ernesto Guevara murió en cautiverio a finales de enero de 2006, de una "rara" enfermedad, según las FARC.

El deceso tuvo lugar seis años después de que Guevara y otros 61 agentes de la Policía cayeran en poder de las FARC en un asalto a la estación en Mitú, capital del departamento selvático del Vaupés (sureste), en el que también murieron 16 uniformados más.