Los maoístas secuestran un tren en India antes de las elecciones

RANCHI, India (Reuters) - Los maoístas secuestraron brevemente un tren con unos 500 pasajeros en el este de la India el miércoles, en una muestra de fuerza la víspera de la vuelta de las elecciones generales del país, dijeron las autoridades y la policía.

Unos 200 maoístas subieron a un tren de pasajeros y forzaron al conductor a llevarlo al distrito de Latehar, en una zona remota a unos 160 kilómetros al oeste de Ranchi, capital del estado de Jharjand, antes de huir a una zona boscosa cercana.

"Todos los pasajeros han sido liberados y están bien", dijo Sarvendu Tathagat, responsable gubernamental local en Jharjand. "(Los insurgentes) abandonaron el tren y huyeron a la selva", añadió.

La insurgencia maoísta, que combate por los derechos de los trabajadores sin tierra y los agricultores pobres, ha reforzado sus ataques en sus bastiones del centro y el este de India durante las elecciones generales.

Los maoístas han tomado trenes en los últimos años en una muestra de fuerza, a menudo reteniéndolos durante horas antes de liberarlos. En 2006, un tren secuestrado en Latehar y las 200 personas que iban en él fueron liberados ilesos tras una noche secuestrados.

La violencia de este grupo arruinó la primera fase de las elecciones indias el pasado jueves, cuando cinco responsables electorales murieron por la explosión de una mina en el estado de Chhattisgarh. Once policías murieron en el "cinturón rojo" del centro y este del país.

Miles de personas han muerto a manos de la insurgencia maoísta, que comenzó a finales de los años 60 y ahora se extiende por áreas rurales del este, centro y sur de India.

El primer ministro Manmohan Singh ha descrito la violencia maoísta como la principal amenaza interna del país. Unos 500 civiles y policías fallecieron en enfrentamientos insurgentes el año pasado.

En otros ataques, los rebeldes maoístas volaron una estación ferroviaria en Jharjand el martes, interrumpiendo los servicios de trenes. También destruyeron un centro de salud y un colegio.

Los rebeldes han pedido una huelga indefinida en la región antes de la vuelta electoral del jueves para protestar por el asesinato de algunos lugareños a los que la policía etiquetaba como seguidores maoístas.

Los maoístas también llevaron a cabo ataques aislados el miércoles, matando a tiros al conductor de un camión e incendiando ocho camiones y tanques de crudo en el estado oriental de Biar.

India está celebrando elecciones generales en abril y mayo en las que 714 millones de personas pueden votar.