Miles de personas marchan por la paz en el conflictivo valle paquistaní de Swat

  • Islamabad, 18 feb (EFE).- El clérigo radical Sufi Mohammed, artífice de un acuerdo con el Gobierno para imponer la "sharia" en el valle paquistaní de Swat, congregó hoy a miles de personas durante una marcha por la paz en la conflictiva región.

Islamabad, 18 feb (EFE).- El clérigo radical Sufi Mohammed, artífice de un acuerdo con el Gobierno para imponer la "sharia" en el valle paquistaní de Swat, congregó hoy a miles de personas durante una marcha por la paz en la conflictiva región.

Mohammed encabeza una "caravana por la paz" que partió hoy de la capital de Swat, Mingora, hacia la localidad de Matta, donde se espera que el clérigo se reúna con su yerno y líder de la insurgencia talibán local, el "maulana" Fazlulá, para intentar convencerle de que deponga las armas.

De larga barba blanca, cabellos teñidos de hena y turbante negro, Mohammed levantó hace cuatro meses un campamento para exigir la implantación de la "sharia" (ley islámica) en la población de Timergara, desde la que ayer se desplazó a Mingora al frente de un convoy de 70 vehículos.

En el camino, otros 200 vehículos de simpatizantes con banderas blancas y negras se han sumado a la marcha del clérigo, que tenía previsto llegar hoy mismo a Matta.

"Nuestra caravana por la paz y campamento en Swat continuará hasta que la calma sea restaurada", dijo Mohammed en un breve discurso ante los miles de congregados en Mingora, según el canal de televisión Geo.

El clérigo se mostró seguro de poder convencer a su yerno ahora que el Gobierno de la Provincia de la Frontera Noroeste (NWFP) ha garantizado por escrito la implantación de tribunales de la "sharia" en Malakand (que incluye Swat), que, según dijo, impartirán justicia "rápida y barata" en la región.

Mohammed, un ex insurgente talibán que pasó seis años en la cárcel en Pakistán, ya mantuvo ayer en Mingora sus primeros contactos con las autoridades civiles y militares de la NWFP.

Líder del grupo integrista Tehreek-e-Nafaz-e-Shariat Muhammadi (TNSM, Movimiento para el Refuerzo de la Ley Islámica), Mohammed fue excarcelado en 2008 ante la perspectiva de actuar como mediador para resolver un conflicto en Swat que se ha cobrado ya cerca de 1.200 víctimas civiles, según datos de Interior.

Por su parte, los talibanes encabezados por su yerno anunciaron el domingo una tregua de diez días, mientras que el Ejército paquistaní dio ayer por suspendida su ofensiva en la región, que comenzó a fines de julio pasado.

El Ejecutivo central ha asegurado que el pacto entre el TNMS y el Gobierno de la NWFP entrará en vigor sólo después de que se haya pacificado el valle, que ha sufrido un severo deterioro de la seguridad desde 2007.

Los combates librados por el Ejército con la insurgencia talibán en los últimos seis meses han causado el desplazamiento de unas 100.000 personas, según cálculos de la ONU.

Sin embargo, el pacto del Gobierno provincial con los islamistas ha suscitado recelos tanto del Ejército paquistaní como de EEUU, el Reino Unido o la OTAN.

Las autoridades paquistaníes ya negociaron el año pasado con grupos insurgentes en Swat y en otras demarcaciones tribales e incluso firmaron acuerdos de paz, pero estos pronto se frustraron.

La marcha del TNSM coincide hoy con el aniversario de las elecciones legislativas que condujeron al poder al Partido Popular de Pakistán en 2008 y a la dimisión meses después del presidente Pervez Musharraf.