Mueren siete militares colombianos en combates con la guerrilla

BOGOTÁ (Reuters) - Siete militares murieron el domingo en enfrentamientos con el principal grupo guerrillero de Colombia en una zona selvática del suroeste del país estratégica para el tráfico de drogas y de armas, informó el Ejército.

Los enfrentamientos entre la vigésima tercera brigada del Ejército y una columna de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produjeron en zona rural del municipio de Samaniego, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

"Durante los combates las FARC utilizaron granadas y cargas explosivas", dijo un comunicado del Ejército.

Las Fuerzas Militares de Colombia mantienen, por orden del presidente Alvaro Uribe, una ofensiva contra la guerrilla a la que han obligado a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas del país.

La ofensiva del Gobierno ha incluido aumento del gasto militar, del número de efectivos y el pago de recompensas, principalmente.

Sin embargo, los rebeldes mantienen fuerte presencia en esas regiones, muchas consideradas estratégicas para la producción y el tráfico de cocaína, la principal fuente de ingresos de la guerrilla, según el Gobierno.

En medio de la ofensiva militar contra los rebeldes y otros grupos armados vinculados con el narcotráfico, son frecuentes los combates con las Fuerzas Armadas.

El año pasado 373 efectivos de las Fuerzas Armadas murieron en combates y 1.692 resultaron heridos, mientras que se informó de la muerte de 1.184 guerrilleros, la mayoría de las FARC, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Colombia afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas que provoca miles de muertes y desplazados al año.

De acuerdo con estadísticas de grupos de derechos humanos en la última década, el conflicto dejó 35.000 muertos y al menos dos millones de desplazados.