Un político y empresario de fútbol acusado de tener nexos con los paramilitares se entrega a los jueces

  • Bogotá, 9 mar (EFE).- El político colombiano Eduardo Dávila Armenta, uno de los principales accionistas del equipo de fútbol Unión Magdalena, se entregó hoy a las autoridades tras ser acusado de tener nexos con escuadrones paramilitares de derecha, informaron fuentes oficiales.

Un político y empresario de fútbol acusado de tener nexos con los paramilitares se entrega a los jueces

Un político y empresario de fútbol acusado de tener nexos con los paramilitares se entrega a los jueces

Bogotá, 9 mar (EFE).- El político colombiano Eduardo Dávila Armenta, uno de los principales accionistas del equipo de fútbol Unión Magdalena, se entregó hoy a las autoridades tras ser acusado de tener nexos con escuadrones paramilitares de derecha, informaron fuentes oficiales.

La Fiscalía General de la nación indicó que Dávila Armenta, que tenía pendiente una orden de captura, se entregó en la sede de esa dependencia en Bogotá, luego de que un ex jefe del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Hernán Giraldo, lo acusara de haber colaborado con esta desaparecida organización.

El político y empresario deportivo estuvo preso 10 años por narcotráfico y es hermano de José Domingo Dávila, ex gobernador del departamento caribeño del Magdalena, detenido en diciembre pasado por presuntos nexos con el "Bloque Resistencia Tayrona" de las AUC, que operó cerca de Santa Marta, capital de esa región.

La Fiscalía acusa a Eduardo Dávila Armenta del presunto delito de "concierto para delinquir agravado".

Las AUC celebraron conversaciones de paz con el Gobierno entre el 2003 y el 2006 y dentro de ese proceso se desmovilizaron más de 31.000 combatientes.

Dicha organización, que infiltró la política en varias regiones, agrupaba los comandos de justicia privada surgidos hace más de veinte años en zonas rurales para combatir a las guerrillas izquierdistas y que cometieron numerosos crímenes de lesa humanidad.