Uribe pide a los millonarios latinoamericanos invertir en Colombia

  • Cartagena de Indias (Colombia), 10 mar (EFE).- El presidente colombiano, Álvaro Uribe, pidió hoy a los millonarios de América Latina reunidos en Cartagena de Indias invertir en Colombia y a las empresas que fueron estafadas por el fraude de Bernard Madoff llevar los dineros que pudieron salvar al país.

Uribe pide a los millonarios latinoamericanos invertir en Colombia

Uribe pide a los millonarios latinoamericanos invertir en Colombia

Cartagena de Indias (Colombia), 10 mar (EFE).- El presidente colombiano, Álvaro Uribe, pidió hoy a los millonarios de América Latina reunidos en Cartagena de Indias invertir en Colombia y a las empresas que fueron estafadas por el fraude de Bernard Madoff llevar los dineros que pudieron salvar al país.

El mandatario almorzó este martes con los magnates e indicó a periodistas al término de la reunión que su visita busca promover "la confianza inversionista en Colombia".

"En este momento de crisis de la economía, Colombia puede tener una crisis menos fuerte si preserva la confianza inversionista y una vez superada la crisis, las inversiones tienen que crecer más en países que han tenido la visión de conservar esa confianza", dijo.

Uribe indicó tras su reunión con cerca de una veintena de multimillonarios latinoamericanos que a pesar de que ellos le manifestaron que hay temor por la crisis, le expresaron que confían en Colombia.

"Uno siente que Colombia está de moda, que la aprecian y valoran", añadió.

El jefe de Estado indicó que las inversiones deben ser con responsabilidad social y añadió que las empresas que perdieron dinero en las estafas de Madoff inviertan lo que les quedó en Colombia.

El venezolano Gustavo Cisneros señaló por su parte a Efe que la crisis va a golpear muy duro a todos los países, "pero Latinoamérica está mejor que otras regiones".

"Tenemos un semi-blindaje para soportar la crisis", indicó.

Entre tanto, el panameño Stanley Motta aseguró que se esperan mayores inversiones en Latinoamérica.

El magnate colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo precisó que la crisis afectará en menor intensidad a Latinoamérica y que sus coletazos ya se sienten con la disminución de los índices de crecimiento y la natural repercusión en el índice del desempleo.

"Tratamos de buscar soluciones comunes en el interés de luchar contra la pobreza y conseguir un mejor desarrollo", dijo sobre la cita que inició este lunes y concluirá mañana en Cartagena de Indias.

Esa ciudad caribeña acoge hasta el miércoles la llamada "cumbre de millonarios", que congrega a los hombres más ricos de Latinoamérica para analizar el impacto de la crisis financiera global en sus empresas y los principales problemas sociales que afectan a la región.

El anfitrión de la reunión es el colombiano Julio Mario Santo Domingo, en cuya mansión de la isla Barú, frente a las costas de Cartagena, se celebran la mayoría de las reuniones de esta cumbre.

Entre los invitados se encuentran el mexicano Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo; el venezolano Gustavo Cisneros, el argentino Federico Braun y los colombianos Carlos Ardila y Carlos Sarmiento Angulo, comprobó Efe.

El ex jefe de Gobierno español Felipe González estaba invitado a las conferencias sobre la crisis financiera pero desistió de asistir a última hora.

De acuerdo a la prensa colombiana, también asisten a esta cita de millonarios el argentino Alfredo Román, los chilenos Andrónico Luksic y Álvaro Saieh, los brasileños Joao Roberto Marinho, David Feffer y Antonio Moreira Salles.

Los hombres más ricos de América Latina llegaron, junto a miembros de sus familias a Cartagena, rodeados por un centenar de escoltas privados en sus aviones que sobrepasaron la capacidad del aeropuerto local y se tuvo que habilitar el de la vecina Barranquilla.

Se trata de la tercera cumbre de multimillonarios que se celebra en los últimos años en Latinoamérica. Las anteriores tuvieron lugar en mayo de 2003 en México y en abril de 2006 en Argentina, ambas convocadas por el mexicano Slim y el venezolano Cisneros.