Uribe visita una zona fronteriza con Venezuela y reta a los jefes rebeldes a regresar

  • Bogotá, 23 mar (EFE).- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, visitó hoy una zona fronteriza con Venezuela que ha sido atacada en los últimos días por la guerrilla y desde allí retó a los jefes de las FARC y el ELN "a tener el valor de regresar al país".

Uribe visita una zona fronteriza con Venezuela y reta a los jefes rebeldes a regresar

Uribe visita una zona fronteriza con Venezuela y reta a los jefes rebeldes a regresar

Bogotá, 23 mar (EFE).- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, visitó hoy una zona fronteriza con Venezuela que ha sido atacada en los últimos días por la guerrilla y desde allí retó a los jefes de las FARC y el ELN "a tener el valor de regresar al país".

El mandatario realizó un consejo de seguridad en Tibú (noreste), departamento de Norte Santander, para analizar la situación de orden público tras los ataques de las FARC de los últimos días a esa zona y exhortó de nuevo a los jefes de ese grupo y del ELN a regresar a Colombia.

"Sería muy importante que aquellos bandidos como 'Grannobles', 'Antonio García', 'Pablo Beltrán' (jefes del ELN)... 'Iván Márquez' (de las FARC) y compañía tengan el valor de regresar al país. Aquí estamos esperando a esos bandidos", dijo.

"Grannobles" es el alias de Germán Briceño Suárez, "Antonio García" de Herlinton Chamorro Acosta y "Pablo Beltrán" de Ismael Ramírez Pineda, todos miembros del Comando Central del ELN.

Por su parte, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín, es uno de los siete miembros del Secretariado de las FARC.

A principios de febrero Uribe ya había conminado a los jefes de esas guerrillas, que "posan como intelectuales" y viven en el extranjero, a regresar a Colombia.

El gobernante indicó asimismo que durante el consejo de seguridad se decidió mejorar las señales de comunicación en la zona y vincular a las comunidades con la red de cooperantes de la Fuerza Pública.

Además, se examinó la necesidad de difundir en el área la política de recompensas para que los ciudadanos denuncien las actividades que realizan las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Por ejemplo, hay recompensas de hasta de 5.000 millones de pesos (unos 2,2 millones de dólares) para capturar a esos bandidos de las bandas criminales, esos cabecillas de la guerrilla. Y de ahí para abajo", añadió.

Uribe indicó que en esa zona cercana a la frontera con Venezuela hay "un gran descenso en las plantaciones de coca".

Al respecto, el jefe de Estado aseguró que cuando él llegó a la presidencia, en 2002, en la región del Catatumbo se fumigaron más de 15.000 hectáreas de hoja de coca y hoy solo existen menos de 3.800 hectáreas en esa región.

"Pero vamos por cero, que es la meta", subrayó.

Las FARC dinamitaron el viernes un puente que une a Tibú con la ciudad de Cúcuta, la capital regional, zona en la que la misma guerrilla incendió el jueves seis camiones, tras causar heridas a un civil y a un policía en un hostigamiento.