La ONU solicita 543 millones de dólares para poder ayudar a los desplazados de Pakistán hasta diciembre

La ONU solicita 543 millones de dólares para poder ayudar a los desplazados de Pakistán hasta diciembre

La ONU solicita 543 millones de dólares para poder ayudar a los desplazados de Pakistán hasta diciembre

ISLAMABAD, 22 (Reuters/EP)

Naciones Unidas lanzó hoy un llamamiento para conseguir 543 millones de dólares para más de los dos millones de desplazados que hay en la actualidad en el noroeste de Pakistán y que se enfrentan a un "sufrimiento increíble".

El Ejército paquistaní comenzó este mes una ofensiva en el valle del Swat y en los distritos vecinos para detener la expansión de la insurgencia talibán. La ONU ya ha manifestado que se puede dar una posible crisis humanitaria a largo plazo y ha pedido ayuda masiva para los ya casi 1,7 millones de desplazados por la ofensiva reciente y los casi 555.000 civiles obligados a abandonar sus hogares desde el pasado mes de agosto, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"La escala del desplazamiento es extraordinaria en términos de tamaño y velocidad, y ha provocado un sufrimiento increíble", declaró el actual coordinador humanitario de la ONU, Martin Mogwanja, al lanzar este "llamamiento urgente". "Necesitamos un total de 543 millones de dólares en ayuda hasta finales de este mes de diciembre", señaló Mogwanja.

El llamamiento de la ONU llega un día después de que los aliados de Pakistán prometieran 224 millones de dólares en ayudas para los desplazados, incluidos 110 millones procedentes de Estados Unidos, después de que el Gobierno avisara de que los milicianos podrían aprovechar este posible fracaso para ayudar a los grupos más vulnerables.

Estados Unidos, que ve a Pakistán como vital en su plan para derrotar a Al Qaeda y llevar la estabilidad a Afganistán, ha aplaudido la resolución de Pakistán para luchar contra lo que algunos líderes estadounidenses han denominado como "amenaza existencial" para el país.

Pero Pakistán podría enfrentarse a más disturbios en los próximos meses. El jefe del Estado Mayor Conjunto norteamericano, almirante Mike Mullen, declaró ayer que la ofensiva militar de Estados Unidos en el sur de Afganistán podría hacer que los talibán se trasladaran hasta Pakistán.

Cerca de 15.000 miembros de las fuerzas de seguridad se enfrentan a entre 4.000 y 5.000 milicianos en Swat, según cifras del Ejército. Pakistán dice que más de 1.000 milicianos y más de 50 soldados han muerto en el enfrentamiento, aunque no hay confirmación independiente de las bajas.

Tanto los políticos del país como la sociedad en general respaldan la ofensiva, pero el apoyo se evaporará si muere un gran número de civiles o si los desplazados languidecen en la miseria.

Los 543 millones de dólares que pide la ONU serán invertidos en 165 proyectos dirigidos por las agencias de la ONU y grupos humanitarios que darán refugio de emergencia, alimentos, educación y servicios sanitarios. "Es un desafío enorme y una situación muy, muy difícil para todos nosotros", declaró la ministra de Economía del país, Hina Rabbani Jar, quien está ayudando a solicitar el apoyo extranjero.