ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Armenia recuerda a sus muertos en 1915 pero mira al futuro

EREVÁN (Reuters) - Miles de armenios inundaron el viernes un monumento situado sobre Ereván y dejaron flores en recuerdo del asesinato de armenios en la Primera Guerra Mundial por turcos otomanos, incluso mientras el país apunta a un histórico acuerdo con Turquía.

Ambos países vecinos anunciaron el miércoles por la noche que habían llegado a un acuerdo sobre una hoja de ruta para normalizar sus relaciones después de un siglo de unas hostilidades que se remontan al asesinato y deportaciones masivas de armenios en 1915, un crimen que Armenia califica de genocidio.

Un flujo constante de miles de personas dejaba tulipanes rojos y claveles blancos alrededor de una llama encendida en un recipiente hundido rodeado por doce losas de basalto gris.

Cada losa representa una provincia turca de la que los armenios fueron expulsados. Turquía acepta que muchos cristianos armenios murieron a manos de turcos otomanos, pero niega que murieran hasta 1,5 millones y que equivalga a un genocidio.

Los acontecimientos siguen siendo un elemento definitorio de la identidad nacional armenia, pero algunos dicen que ha llegado el momento de mirar hacia adelante.

"Esta generación no sabe nada del genocidio. Poco a poco deben mejorarse las relaciones", dijo el pensionista Aram Avetisyan, de 58 años.

Según la tradición, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitirá un comunicado recordando los muertos, que ya ha considerado públicamente un genocidio. Algunos analistas, sin embargo, creen que es improbable que utilice ese término el viernes tras el anuncio de Ankara y Ereván de un acuerdo para normalizar las relaciones.

"Cada una de nuestras víctimas inocentes tiene un nombre, una familia, una historia", dijo el presidente armenio, Serzh Sarksyan, cuyas negociaciones desde el año pasado con su homólogo turco, Abdulá Gül, prepararon el camino para el acuerdo, en un comunicado el viernes.

Reiteró que "el proceso de reconocimiento del genocidio armenio no está dirigido contra el pueblo turco y el reconocimiento del genocidio por parte de Turquía no es una condición previa para el establecimiento de relaciones bilaterales".

Fuentes políticas y diplomáticas dicen que aún hay que firmar la hoja de ruta, pero que fija un calendario para el establecimiento gradual de relaciones diplomáticas, abriendo la frontera turco-armenia y el trabajo de una "comisión sobre la dimensión histórica" que se encargue de las reclamaciones armenias de genocidio.