La Comisión Europea ve "cierto progreso" en las reformas de Armenia pero lamenta el frágil estado de los DDHH en el

La puesta en marcha de la legislación ya adoptada, objetivo esencial para 2009

EREVÁN, 23 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Rafa Martín)

La Comisión Europea reconoció hoy que Armenia ha desarrollado un "cierto progreso", a lo largo del año 2008, en el programa de reformas políticas, económicas y sociales que la ex república soviética está desarrollando para fomentar su cooperación con la UE, pero ha criticado aspectos puntuales en el ámbito de la situación de los Derechos Humanos, especialmente en el caso de los presuntos casos de tortura y maltrato contra presos de la oposición política tras las protestas de marzo del año pasado.

De igual modo, se resalta "un positivo avance" a la hora de solucionar el conflicto con Azerbayán en la región del Alto Karabaj y también en el diálogo bilateral con Turquía, país con el que Armenia firmó ayer un "acuerdo de normalización" que supone un acercamiento tras años de incomunicación, y que ha recibido duras críticas por parte de socios del Gobierno de Ereván, que considera que el acuerdo ignora el consenso alcanzado para forzar a Ankara a que reconozca como genocidio la muerte de centenares de miles de armenios en el conflicto con el Imperio Otomano entre 1915 y 1917.

ESTADO DE LOS DDHH

El informe, no obstante, dedica una especial atención al precario estado de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales en la exrepública soviética, que según la Comisión todavía no ha adoptado un plan nacional de acción sobre DDHH.

Particularmente, la CE expresa su preocupación por el estado de, según informes citados, "aquellos detenidos bajo cargos presuntamente artificiales y políticamente motivados de personas que no cometieron, personalmente, ningún acto de violencia o delito de especial relevancia" tras las polémicas elecciones presidenciales desarrolladas en febrero, y que desembocaron en graves protestas que, entre el 1 y el 2 de marzo, dejaron un balance de diez muertos, centenares de arrestados y la declaración temporal del estado de Excepción.

La CE aduce que Armenia es un país en desarrollo "que todavía sigue sufriendo las consecuencias de la crisis electoral". Un año después de estos incidentes, un número indeterminado de personas permanecen todavía en la cárcel, sometidas a diversas clases de abusos, según informes citados nuevamente por la Comisión.

En relación a este tema, el Gobierno armenio ha presentado un proyecto de reforma judicial, todavía pendiente de implantación. No obstante, problemas como el estado de las penitenciarías "siguen siendo fuente de grave preocupación", según la CE, que indica que la ex república soviética no ha permitido todavía que se divulgue el informe a tal efecto realizado por el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y el Castigo o Tratamiento Inhumano o Degradante, redactado en marzo de 2008.

Además, la Comisión Europea también ha advertido de deficiencias en el ámbito de la libertad de expresión, denunciando siete casos de violencia contra periodistas; y en el desarrollo de la situación de la mujer en el país "que carece todavía de la capacidad para evitar o sancionar los casos de violencia doméstica", o la de los niños. "La labor de las instituciones para la protección infantil "necesita desarrollarse más", según la CE.

Como nota positiva, se destaca que la figura del defensor de los Derechos Humanos "ha adquirido una mayor independencia y goza de mayor actividad", participando activamente en la investigación de "casos de tortura de los que se tiene constancia, así como en cuestiones sociales".

CORRUPCIÓN

Si bien la Comisión destaca que Armenia ha emprendido "medidas prácticas" para luchar contra la corrupción --especialmente en el sistema de aduanas--, la institución europea recomienda "más avances" en este sentido. Armenia ostenta el puesto número 109 de los 179 países contemplados en el informe elaborado por Transparency International sobre la corrupción en los gobiernos mundiales.

No obstante, la Comisión informa de que las autoridades civiles han "proseguido en sus esfuerzos para mejorar la cooperación con las organizaciones locales", aproximándose a la consolidación de "las comunidades armenias, con el objetivo de fortalecer sus capacidades.