La Conferencia contra el Racismo urge a la comunidad internacional a que no olvide el genocidio de Ruanda

NUEVA YORK, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Conferencia contra el Racismo, Amos Wako, urgió ayer a la comunidad internacional a combatir los esfuerzos de quienes intentan negar o trivializar el genocidio de 1994 en Ruanda.

Wako lamentó, en declaraciones recogidas por el centro de noticias de la ONU, que 15 años después de esa tragedia hay todavía intentos por restarle importancia. "Este es un obstáculo grave en los esfuerzos por prevenir el genocidio, impartir justicia y fomentar la reconciliación en Ruanda", afirmó Wako.

Asimismo, subrayó que ese crimen es una de las más serias manifestaciones de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia y agregó que ese hecho persigue todavía la conciencia colectiva, y nunca debe ser olvidado.

"El genocidio cometido en Ruanda en 1994 contra los tutsis se cobró un millón de vidas inocentes mientras el mundo entero lo presenciaba", lamentó el presidente de la Conferencia contra el Racismo.

La matanza comenzó el 6 de abril de 1994, después de que el avión en el que volaba el entonces presidente ruandés, Juvénal Habyarimana, de etnia hutu, fuese derribado. Las milicias hutus organizaron entonces una matanza que duró 100 días y que se saldó con la muerte de entre unos 800.000 y un millón de tutsis y hutus moderados por los hutus entre abril y julio de 1994.