Un intenso tiroteo en Malabo, atribuido a una revuelta militar, causa "numerosas bajas"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) La capital de Guinea Ecuatorial, Malabo, fue escenario esta madrugada de un intenso tiroteo en las proximidades del Palacio Presidencial, que podría haber causado "un número de bajas muy importante" y que ha sido atribuido a una posible revuelta militar de fuerzas extranjeras, según informaron a Europa Press fuentes de la oposición interior. Hasta el momento no ha sido posible contactar con el Gobierno, que aún no se ha pronunciado sobre estos incidentes. "Información oficial no hay ninguna, pero que ha habido tiroteos, eso es cierto", declaró a Europa Press el diputado y secretario general de Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Plácido Micó, quien no pudo precisar más detalles a falta de "fuentes fiables". Según fuentes del interior, algunas de las personas que están ayudando a los heridos han hablado de "un número de bajas muy importante en los dos lados" y han asegurado que se "ha citado a todo el personal sanitario". De momento se habla de "heridos, y puede que de un muerto entre los soldados", añadieron. Los disparos se registraron en un área relativamente cercana a la residencia presidencial, entre las zonas de Elá Nguema y Nueva Esperanza y cerca del penal de Black Beach, pero el presidente del país, Teodoro Obiang Nguema, no se encuentra en Malabo, sino en Bata. Fuentes de la oposición interior indicaron que el Ejército ha ocupado las calles de esta ciudad, capital de la región continental. El tiroteo ya ha concluido después de aproximadamente cuatro horas de duración. Las autoridades han recomendado a la población que permanezca en sus casas y algunas empresas han enviado a los trabajadores a sus casas debido a la situación de incertidumbre que se vive. Las calles de la capital están "desiertas" y sólo se presencian patrullas del Ejército en las calles y en los cruces del centro de la ciudad. "No se están registrando las actividades comunes de Malabo", aseguró Micó. Las primeras versiones hablan de una posible revuelta militar de fuerzas extranjeras. Al respecto circulan dos versiones, según indicaron fuentes de la oposición interior, que precisaron que de momento se trata de "especulaciones" a falta de informaciones oficiales. Por una parte, se dice que fuerzas leales al mercenario británico Simon Mann --condenado el pasado verano a 34 años de cárcel por un tribunal ecuatoguineano por su presunta implicación en un golpe de Estado contra Obiang en 2004-- habrían intentado rescatarlo en el hospital de Guadalupe, donde habría sido ingresado hace unos días. Por otra, se ha atribuido el tiroteo a milicianos del Movimiento de Emancipación del Delta del Níger (MEND) presentes en el país desde el año pasado. "Otros hablan de un golpe de Estado", añadieron las citadas fuentes.