Un socio de la coalición del Gobierno armenio condena la firma del acuerdo de normalización con Turquía

EREVÁN, 23 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Rafa Martín)

La Federación Revolucionaria Armenia (FAR), socio en la coalición multipartita que compone el Gobierno de Ereván, condenó hoy el "inaceptable" acuerdo de normalización firmado ayer entre Turquía y Armenia, ya que "las condiciones previas" que Ankara podría haber impuesto para su firma comprometen tanto "la soberanía de Armenia, la viabilidad de su existencia y los derechos de las futuras generaciones".

La FAR teme que dichas condiciones previas afecten gravemente al consenso alcanzado por el Gobierno armenio para forzar a Turquía a que reconozca como genocidio la muerte de centenares de miles de armenios durante el conflicto contra el Imperio Otomano en el período desde 1915-1917.

Además, el partido critica que el anuncio del acuerdo, conseguido gracias a la mediación de Suiza y que contempla el inicio de una "hoja de ruta" para restaurar las relaciones entre Ankara y Ereván, fue realizado "de manera sorprendente", y supone "un duro golpe a los intereses de Armenia" por "plegarse a las exigencias previas del Gobierno turco a la hora de negociar", según declaró a Europa Press el secretario internacional de la FAR, Giro Manoyan.

De igual modo, el partido resalta que "los líderes turcos han realizado recientemente declaraciones antiarmenias y han insistido en la necesidad de establecer precondiciones a la hora de normalizar las relaciones". "El anuncio del acuerdo, en este momento y en estas circunstancias, es un duro golpe a los intereses del país y del pueblo armenio", añadió su comunicado de condena.

"Con este acuerdo, se da a entender que Armenia se ha plegado, voluntaria o involuntariamente, a las precondiciones impuestas por Turquía", a través de "esta declaración conjunta", añadió Manoyan.