Obama asegura que no prevé "actividades militares de la OTAN" en Pakistán

BERLIN, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró esta tarde que dentro de su nueva estrategia para Afganistán, que incluye también a Pakistán, no prevé que las fuerzas de la OTAN lleven a cabo actividades en territorio paquistaní, al tiempo que insistió en la necesidad de que Estados Unidos y sus aliados actúen de forma conjunta en esta cuestión.

"Mi enfoque sobre Pakistán no prevé actividades de tropas de la OTAN en Pakistán", señaló Obama en rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, en la ciudad germana de Baden-Baden. Según explicó, lo que él quiere es que Estados Unidos y los socios de la OTAN trabajen para capacitar a las fuerzas de seguridad paquistaníes "para que acaben con los escondites de terroristas que plantean no sólo un gran peligro para nosotros sino que ahora suponen un peligro extraordinario para el propio Pakistán".

Obama reconoció que será "una tarea muy compleja" que exigirá esfuerzos en el plano diplomático pero también recursos. "Cuanto más puedan ayudar los países en los esfuerzos de desarrollo de Pakistán, más efectivamente podremos aportar entrenamiento para (hacer frente a) un conflicto diferente del que Pakistán estaba preparado hasta ahora".

En este sentido, y como ya había hecho en otras ocasiones, insistió en que "no podremos ser efectivos en último término en Afganistán si no abordamos los problemas al otro lado de la frontera". Respecto a este país, y como ya hiciera esta mañana con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, llamó a una mayor cooperación entre Estados Unidos y los países de la Alianza.

"La OTAN había perdido su punto de referencia en Afganistán y tenemos que reenfocarlo", afirmó Obama, aclarando que este será el mensaje que transmitirá a sus homólogos esta noche en la cena de la OTAN. Ahora, añadió, hay una nueva estrategia y un "consenso amplio", por lo que "todos tendremos que hacer esfuerzos adicionales y sostenidos para triunfar".

En este punto, quiso dejar claro que "nuestro objetivo último no es ocupar Afganistán ni dirigir Afganistán, sino dar al propio Gobierno afgano la capacidad de prestar su propia seguridad y que no vuelva a ser un refugio seguro para los terroristas".

Obama dijo entender que los ciudadanos, tanto en Estados Unidos como en Alemania, estén "cansados" de una guerra larga en Afganistán, que calificó de "justa", y más en tiempos de crisis, y aseguró que para un presidente no hay "nada más duro" que enviar a jóvenes al frente ni "nada más solemne que enviar una carta de condolencias a una familia".

Sin embargo, "yo creo firmemente y creo que los aliados de la OTAN creen firmemente que no podemos permitirnos un territorio en el que a la gente que mata a nuestros ciudadanos con impunidad se les permite operar", agregó. "Tenemos un trabajo difícil que hacer pero estoy convencido de que podremos lograrlo", remachó.