Obama busca apoyo para Afganistán en cumbre OTAN

Por Caren Bohan y Matt Spetalnick

ESTRASBURGO, Francia (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el viernes a Europa que debe hacer más para ayudar en la guerra en Afganistán, buscando utilizar su enorme popularidad en el viejo continente para lograr concesiones por parte de los aliados de la OTAN.

Recibido como un héroe por las multitudes tras viajar a Francia para una cumbre de la OTAN, Obama dijo que quería ver un mundo sin armas nucleares, pero advirtió a Europa que debía hacer frente a la amenaza que aún supone Al Qaeda.

Obama anunció la semana pasada que iba a enviar más tropas a Afganistán como parte de una nueva estrategia para combatir a una creciente insurgencia que se está extendiendo al vecino Pakistán.

Los líderes europeos son reacios a enviar a más de sus propios soldados a la guerra, prefiriendo enfocar sus energías en reconstrucción civil y proyectos de desarrollo.

Hablando en un discurso al estilo de los mítines estadounidenses en ayuntamientos ante miles de jóvenes europeos, Obama dijo que apoyaba estos esfuerzos pero que la operación militar necesitaba más compromiso.

"Europa no debería simplemente esperar que Estados Unidos soporte esa carga solo. Este es un problema conjunto que requiere un esfuerzo conjunto", dijo.

Estados Unidos tiene 38.000 soldados en Afganistán, más que todos los otros contingentes nacionales juntos. Obama ha dicho que enviará unas 17.000 tropas de combate y a otras 4.000 para ayudar a entrenar a fuerzas afganas.

El plan de Obama en Afganistán apunta a frenar la violencia que aumenta por los ataques de talibanes que fueron expulsados del poder en 2001, pero nunca completamente derrotados, y ampliar el centro de atención a Pakistán. La principal prioridad es derrotar a los extremistas de Al Qaeda.

Buscando comprometer a los europeos escépticos, Obama dijo que Al Qaeda suponía más una amenaza para ellos que para Estados Unidos.

"(...) Es más probable que Al Qaeda sea capaz de lanzar un ataque terrorista grave en Europa que en Estados Unidos por la proximidad", sostuvo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, respaldó con entusiasmo la estrategia tras conversaciones con Obama, pero dejó claro que Francia no aumentaría su contingente de 2.780 soldados.

"No habrán refuerzos franceses (...) Estamos listos para hacer más en el campo de policía, gendarmes, en el campo de ayuda económica, para entrenar a los afganos", dijo, de pie junto a Obama.

NUEVA IMAGEN PARA EEUU

Aunque su mensaje fue duro en algunos momentos, el mismo Obama presentó una nueva imagen de Estados Unidos a Europa tras una presidencia poco transigente de su antecesor, George W. Bush, quien era poco popular en lado oriental del Atlántico.

"Estados Unidos no puede afrontar los desafíos solo pero Europa no puede afrontarlos sin Estados Unidos", señaló.

Fue recibido por una bulliciosa multitud al llegar a Estrasburgo, tras la cumbre del G-20 en Reino Unido, y le acogieron con el mismo entusiasmo en el corto trayecto hasta Alemania.

La cumbre de la OTAN tiene como sede Francia y Alemania y estará llena de un simbolismo que apunta a celebrar la alianza originalmente creada para defender las fronteras de Europa.