Obama busca apoyos para Afganistán en la cumbre de la OTAN

Obama busca apoyos para Afganistán en la cumbre de la OTAN

Obama busca apoyos para Afganistán en la cumbre de la OTAN

Por Caren Bohan y Noah Barkin

BADEN-BADEN, Alemania (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el viernes a Europa que debe hacer más para ayudar en la guerra en Afganistán, buscando utilizar su enorme popularidad en el viejo continente para lograr concesiones por parte de los aliados de la OTAN.

Recibido como un héroe en su primer viaje a Europa como presidente, Obama advirtió a los líderes y estudiantes en una reunión en la ciudad francesa de Estrasburgo que Europa afrontaba una mayor amenaza de Al Qaeda que EEUU por razones geográficas.

"Europa no debería simplemente esperar que Estados Unidos soporte esa carga solo", dijo sobre Afganistán, buscando sumar apoyos a su nueva estrategia en la guerra.

"Este es un problema conjunto que requiere un esfuerzo conjunto", dijo, antes de asistir a una cumbre con líderes de los 28 miembros de la OTAN en una cumbre para celebrar el 60 aniversario de la Alianza en Estrasburgo y la cercana Baden-Baden, Alemania.

Pese a su popularidad entre los europeos, la policía se enfrentó a manifestantes anti-OTAN con cañones de agua y gases lacrimógenos en las afueras de Estrasburgo para evitar que llegaran al centro. Unos 300 manifestantes fueron detenidos el jueves.

También amenazaba con amargar el buen ambiente el desacuerdo entre Turquía y sus aliados europeos sobre quién debería ser el nuevo secretario general de la Alianza, y podría retrasarse la decisión sobre el sustituto de Jaap de Hoop Scheffer, cuyo mandato expira el 31 de julio.

La canciller alemana, Angela Merkel, declaró que quería que el candidato fuera el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen. Pero en Londres el primer ministro turco expresó su incomodidad por cómo el mandatario gestionó el tema de las caricaturas del profeta Mahoma que provocaron disturbios en el mundo árabe.

PRESIÓN POR AFGANISTÁN

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se entrevistaron por separado con Obama antes de la cumbre, pero no dieron muetras de tener intención de enviar más soldados a Afganistán.

Reino Unido y España dijeron que considerarían enviar más soldados para colaborar en las elecciones presidenciales de agosto.

Estados Unidos tiene 38.000 soldados en Afganistán, más que todos los otros contingentes nacionales juntos. Obama ha dicho que enviará unas 17.000 tropas de combate y a otras 4.000 para ayudar a entrenar a fuerzas afganas.

Los líderes europeos son reacios a enviar a más de sus propios soldados a la guerra, prefiriendo enfocar sus energías en reconstrucción civil y proyectos de desarrollo.

Hablando en un discurso al estilo de los mítines estadounidenses en ayuntamientos ante miles de jóvenes europeos, Obama dijo que apoyaba estos esfuerzos pero que la operación militar necesitaba más compromiso.

Aunque su mensaje fue duro en algunos momentos, el mismo Obama presentó una nueva imagen de Estados Unidos a Europa tras una presidencia poco transigente de su antecesor, George W. Bush, quien era poco popular en lado oriental del Atlántico.

"Estados Unidos no puede afrontar los desafíos solo pero Europa no puede afrontarlos sin Estados Unidos", señaló.

El plan de Obama en Afganistán apunta a frenar la violencia que aumenta por los ataques de talibanes que fueron expulsados del poder en 2001, pero nunca completamente derrotados, y ampliar el centro de atención a Pakistán. La principal prioridad es derrotar a los extremistas de Al Qaeda.

El mandatario estadounidense dijo el viernes que no preveía que las tropas de la OTAN operaran en Pakistán, aplacando los temores de que la guerra se expanda.

Sarkozy respaldó con entusiasmo la estrategia tras conversaciones con Obama, pero dejó claro que Francia no aumentaría su contingente de 2.780 soldados.