Sudán y Chad acuerdan poner fin a las agresiones mutuas y renunciar a la fuerza para solucionar diferencias

DUBAI, 4 (Reuters/EP)

Chad y Sudán han llegado a un acuerdo para poner fin a las agresiones mutuas y para renunciar a la fuerza como forma de solucionar los conflictos, según informaron hoy fuentes gubernamentales qataríes y de los dos países al término de las negociaciones de reconciliación celebradas en Doha.

Los dos países se han comprometido a aplicar los acuerdos pasados, según declaró ayer el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Qatar, Ahmad al Mahmood, citado por la agencia estatal de noticias Qatar News Agency.

El ministro sudanés de Cooperación Internacional, Al Tiyani Saleh Fidail, declaró que ambos países no están en guerra pero tienen problemas fronterizos, según la misma agencia. Asimismo, el ministro afirmó que los acuerdos anteriores fracasaron debido a que no se aplicaron sobre el terreno.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Chad, Mussa Faki Mahmat, afirmó que la única solución al conflicto es encontrar un mecanismo de vigilancia de la situación en ambos países, según informó la agencia estatal qatarí.

Chad y Sudán reanudaron las conversaciones el pasado mes de noviembre. Las negociaciones habían sido interrumpido en mayo, después de que el Gobierno sudanés acusase al presidente chadiano, Idriss Deby, de estar implicado en un ataque llevado a cabo por los rebeldes de Darfur contra Jartum el 11 de mayo del año pasado. Ambos pañises se han acusado reiteradamente de apoyar a los respectivos grupos rebeldes.

Qatar ha asumido la función de mediadora en este conflicto --y en otros, como los enfrentamientos internos de Sudán, Yemen y Líbano y el conflicto entre palestinos e israelíes-- en unas negociaciones copatrocinadas por Libia, en su calidad de presidenta en ejercicio de la Unión Africana.