20.- Aznar critica la falta de liderazgo de los líderes y rechaza planes de estímulo para resolver la crisis

Dice que no aprobar el TLC con Colombia sería una "amenaza" para la política exterior de EEUU en la región

NUEVA YORK, 17 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

El ex presidente del Gobierno español José María Aznar criticó hoy en Nueva York la falta de liderazgo de los líderes mundiales para abordar la actual crisis, de quienes dijo sin mencionar a ninguno en concreto, que no aceptan sus responsabilidades ni sus errores, y rechazó que se apueste por paquetes de estímulo como el aprobado por la Administración Obama para combatir la recesión ya que, a su juicio, sólo conducen "a más déficit y mayor deuda".

Así lo aseguró Aznar durante su participación en uno de los paneles de la segunda edición del Global Forum organizado por la prestigiosa universidad de Georgetown en Nueva York -el primero tuvo lugar el año pasado en Madrid-, que contará con la participación del Premio Nobel de la Paz y 'padre' de los microcréditos, Muhamad Yunus, y que será clausurado por el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Para el ex jefe del Ejecutivo español lo que hacen faltan ahora son dirigentes mundiales con capacidad de tomar decisiones, y para explicarlo estableció un paralelismo entre lo ocurrido en la cumbre de Bretton Woods en los años cuarenta y en las últimas citas de Washington y Londres. "Los líderes de entonces aceptaron sus responsabilidades, pero los de ahora no las aceptan ni tampoco sus errores", advirtió.

CRITICA AL PROTECCIONISMO

La única conclusión concreta que alcanzaron los líderes del G-20 tras la reunión de Washington fue, según el ex presidente, la necesidad de que se cerrara un acuerdo sobre la ronda de Doha antes de que terminara 2008. "Y obviamente no se alcanzó", afirmó Aznar, quien criticó el hecho de que 17 de esos 20 países mantengan medidas proteccionistas lo cual, en su opinión, representa un peligro "enorme".

Tras subrayar que de la última cita de Londres sólo rescata que se acordara "recapitalizar" el Fondo Monetario Internacional (FMI), pidió no "demonizar" a los fondos privados de inversión ni a las instituciones financieras ya que aunque reconoció que ha habido "excesos" por parte de algunos ejecutivos de Wall Street, en su opinión no se trata de una de las causas de la actual crisis financiera global "sino una de las consecuencias".

Asimismo, volvió a cargar contra recetas como la puesta marcha por el actual inquilino de la Casa Blanca para afrontar la crisis financiera. "Creo que la respuesta no es hacerlo a través de enormes paquetes de estímulo que lo único que provocan es más déficit y mayor deuda, ese no es el camino", indicó Aznar. "Lo que necesitamos es volver a traer confianza a los mercados financieros", zanjó.

En varios momentos de su intervención, que hizo todo el tiempo en inglés, el ex presidente subrayó que no comparte la idea de que sea necesario una mayor regulación y un mayor control del sistema financiero, tal como plantearon algunos de los líderes mundiales en las últimas cumbres. "Lo que hace falta es que haya una mejor supervisión, no más regulación", indicó.

TLC CON COLOMBIA

En otro orden de cosas, Aznar subrayó la importancia de que el Congreso norteamericano apruebe la alianza comercial con Colombia, que lleva varios meses estancada en Washington. "Es el aliado más importante de Estados Unidos en América Latina y rechazar ese TLC no es una amenaza sólo para Colombia sino para la política exterior de Estados Unidos en la región", sentenció.

El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Colombia fue enviado al Capitolio para su aprobación por el ex presidente George W. Bush, pero desde entonces se encuentra paralizado en el Congreso por la férrea oposición de los legisladores demócratas, que no están dispuestos a ratificarlo mientras continúen los asesinatos de sindicalistas y la situación de los Derechos Humanos en ese país.

Durante la pasada campaña electoral el entonces senador Obama mostró su rechazo a la aprobación del acuerdo comercial mientras persista la impunidad y los asesinatos de sindicalistas, posición que provocó una airada protesta del presidente colombiano, Alvaro Uribe, quien posiblemente aproveche los contactos que mantenga en las próximas horas en Trinidad y Tobago con el mandatario estadounidense para intentar relanzar el TLC.