Al Qaeda aplaza en 15 días el ultimátum para la excarcelación de un islamista a cambio de un rehén británico

DUBAI, 21 (Reuters/EP)

La célula de Al Qaeda en el Norte de África ha anunciado su decisión ampliar en 15 días el ultimátum dado al Gobierno de Londres para que excarcele a un islamista jordano a cambio de la vida de un rehén británico recientemente secuestrado en el Sáhara.

"Después de que el negociador británico haya pedido más tiempo para tratar el asunto, anunciamos a la opinión pública que la organización ha decidido conceder un periodo adicional de alrededor de 15 días desde el final del primer ultimátum", afirmó el grupo en un comunicado difundido por una página de Internet islamista. "Pedimos a la familia del rehén británico que presione a su Gobierno y aseguramos que este ultimátum adicional no se ampliará", agregó.

Al Qaeda del Norte de África había advertido de que ejecutaría al británico el 15 de mayo si el Gobierno de Londres no liberaba al islamista jordano Abu Qatada, encarcelado en Reino Unido. El nuevo comunicado tiene fecha de ayer, 20 de mayo, y se desconoce por qué no se anunció antes la ampliación del plazo.

Un diario argelino informó el sábado de que Al Qaeda había reclamado un rescate de 10 millones de euros a cambio de la liberación de un británico y un suizo secuestrados en el Sáhara, pero el nuevo comunicado no hace mención alguna a ese rescate.

El jefe de Al Qaeda en la zona, Hamid Essoufi, alias 'Abdelhamid Abu Zeid', ha sido quien ha pedido el rescate y ha asegurado que estaría dispuesto a rebajar la petición hasta los ocho millones de euros, como mínimo, según el diario argelino 'El Khabar', que citó fuentes de seguridad. A cambio, Al Qaeda liberaría en primer lugar al suizo, en señal de buena voluntad, y semanas más tarde al británico.

Londres ha enviado a un ciudadano de Burkina Faso residente en Europa para actuar como intermediario y para comprobar que ambos rehenes siguen con vida, indicó el diario. No se ha confirmado oficialmente que se estén llevando a cabo negociaciones y el Gobierno británico se ha negado a hacer público el nombre del rehén.